Las víctimas tenían entre 18 y 23 años. Había ingresado a bañarse, pero fueron arrastrados por la corriente.

Muy joven muertos ahogados en un cauce de agua en la localidad mendocina de San Martín, al este de la capital provincial. Después del llamado de los vecinos, las autoridades los encontraron sin vida a 2 kilómetros de donde bañaban cuando los arrastró la corriente.

El hecho ocurrió minutos antes de las 12 de este domingo cuando una llamada al 911 alertó que muy jóvenes que se bañaban en un canal ubicado sobrio en Carril Norte y Callejón Esperanza habían ingresado al agua, pero no habían regresado.

A pesar de la prohibición de bañarse en canales de riego, los jóvenes se habían metido al cauce para combatir otra jornada de altas temperaturas: después de la máxima de 37 grados del jueves, el calori apenas había remitido hasta los 33 grados de este domingo en San Martín, a 40 kilómetros de la capital provincial.

Testigos dijeron que las víctimas fueron arrastradas por la corriente hacia el este. Al arribar al lugar, con ese dato efectivo de la policía comenzaron a realizar una búsqueda. Finalmente, hallaron los cuerpos a dos kilómetros del lugar donde habían sido vistos por última vez, añadieron las fuentes.

Allí los uniformados lograron sacar del canal a uno de los cuerpos, mientras que los otros dos fueron rescatados del interior del cauce por los vecinos.

Se realizaron maniobras de RCP, con resultados negativos, indicaron las fuentes. Una ambulancia del Servicio Coordinado de Emergencias (SEC) llegó al lugar y el médico a cargo notó el deceso de las víctimas.

Según informó Los Andes, los tres jóvenes fueron identificados como Emilce Johana González (19), Marcos Antonio González (18) y Nicolás Zarandon Sequione (23).

Al mismo tiempo, según indica un informe policial, no se observaron signos de violencia en los cuerpos, sólo los golpes producto del arrastre. Desde tenía acuerdo hasta El Sol, el canal apenas tenía 80 centímetros de profundidad, pero los jóvenes podrían haber quedado atrapados en un pozo.

Intervenir en la investigación de la Oficina Fiscal de la Comisaría 12°.

En este canal de canal de riego ya había tenido lugar otra tragedia con un hombre ahogado. Ocurrió en noviembre de 2019, cuando Carlos Godoy (50) se arrojó para rescatar a un niño que había caído al cauce. La correntada, sin embargo, arrastró a ambos.

Los vecinos lograron rescatar a Kevin Gutiérrez (6), pero no pudieron salvar a Godoy. Las autoridades lo ubicaron más tarde, a algunos metros del lugar, aunque los médicos del Servicio de Emergencias Coordinado (SEC) sólo pudieron verificar la muerte.




Así es el canal de riego donde ocurrieron las tragedias en Mendoza.

La muerte de un turista en Córdoba

Hace menos de dos semanas, en medio de una temporada de verano colmada de visitantes, una tragedia conmovió a los vecinos de Traslasierra. Un turista puntano de 43 años maduró ahogado en un río de la localidad cordobesa de Nono.

El hecho sucedió en el balneario Posta del Remanso, que tiene costa sobre el Río Chico. Según comentó la pareja de la víctima a los policías, el hombre metió a nadar y tras un rato no salió a la superficie. Desesperada, empezó a pedir ayuda.

Según informó La Voz, los guardavidas del municipio que estaban en el lugar convocaron a policías personales ya rescatistas del Departamento de Unidades de Alto Riesgo (DUAR) y del Equipo Técnico de Acción ante Catástrofes (ETAC). El aviso llegó cerca de las 19 del domingo.

Fueron los policías quienes encontraron al hombre hundido a unos tres metros de profundidad y lo arrastraron hasta la superficie. Allí el personal de emergencia intentó reanimarlo con maniobras de RCP, pero el turista ya no tenía signos vitales y no respondió a los intentos de salvarlo.

Con información de Télam

Mira también

Por ubsab6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *