El italiano Jannik Sinner ha ganado el Open de Australia después de protagonizar una apasionante remontada en la final ante el ruso Daniil Medvedev (3-6, 3-6, 6-4, 6-4, 6-3). Este último se impuso en los dos primeros sets, pero el joven tenista italiano, de 22 años, ha logrado darle la vuelta y hacerse con su primer título de Grand Slam en su primera final. Para Medvedev, sin embargo, la de hoy ha sido su quinta derrota, en seis finales, en un grande, la tercera en Australia, donde nunca ha conseguido ganar. La de este domingo ha sido la primera final en Melbourne desde 2005, cuando Lleyton Hewitt sucumbió ante Marat Safin, en la que no han jugado Roger Federer, Rafael Nadal o Novak Djokovic. Hasta 18 finales en este tiempo, en la que solo una vez no ganó uno de los del Big Three (Stan Wawrinka, 2014). Con diez victorias en ese periodo, Djokovic, número uno del mundo, no pudo acceder en esta edición al partido por el título, apeado precisamente por el hoy campeón Sinner, que lo fulminó.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.