El Gobierno sorprendió con la ampliación de fondos para las universidades. Todavía faltan otras correcciones comprometidas para que no haya ajustes en educación.

Muchos los sorprendieron con la modificación que hizo el Gobierno, la semana pasada, del presupuesto nacional. En el área de la educación donde tocó fue una amplificación de $14.025 millones para universidades nacionales$ 7.025 millones para algunas de ellas y otros $ 7.000 millones para financiar gastos y actividades científicas o académicas.

El año pasado la cuestión del presupuesto nacional de educación ya había generado polémica, cuando un estudio de Argentinos por la Educación mostró que el proyecto de ley presentado en el Congreso contenía un ajuste de 15,5% en términos reales.

Tras el barullo que siguió esa información y la presión de sectores del mismo kirchnerismo, el oficialismo terminó incorporando dos artículos que no sumaban financiamiento a las aulas, pero sí lo prometían para este año. Dos artículos agregados a poco de tratarse la ley, y «en tiempo complementario».

Ambos facultan al Jefe de Gabinete a “realizar las adecuaciones presupuestarias” para la educación durante 2023, y en uno de ellos, more precision, fija en qué programas y cuánto deberá ser el monto: $95.166 millones en total, $59.542 millones en Becas Progresar, $31.175 millones en el Fondo de Incentivo Educativo, $4.149 millones en Infraestructura y equipamiento en Educación, más $300 millones en Radio UNCórdoba.

Con esto, dijeron desde el Gobierno, no habrá ajustes en la educación. Aunque, claro, todo depende de cuánto termine siendo la inflación a multa de 2023.

Ahora, ¿la ampliación para las universidades de la semana pasada reemplaza aquello que se había dispuesto el año pasado o se suma? Ninguna de las dos opciones, según las fuentes de Economía a las que consultaron Clarín. “La ampliación de sus pagos pendientes del 2022. es deuda del año pasado”dijeron.

¿Y qué pasa con las «adecuaciones» que debe hacer el Jefe de Gabinete este año? ¿Cuándo se hará? Desde Economía dijeron que “se van a hacer parcialmente. En la medida que sea necesario. Porque además, para el orden del gasto, el ministro restringió las facultades de los ministerios de mover partidas”.

Antes de la sanción del Presupuesto el año pasado, el ministro de Educación Jaime Perczyk había dicho que, si la ley se aprobaba, el Jefe de Gabinete debía hacer las correcciones «el primer día hábil de enero». Todavía no lo hizo, aunque en rigor todavía falta todo el año.

Lo que queda es estar atentos entonces a que esa parte la ley se cumpla. Its los changes de los que no se hablaron y que aun sigue faltando en el presupuesto educativo.

Mira también

Mira también

Por ubsab6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *