apartaron a una docente y los padres apuntaron a otros dos

Fueron acusadas por las familias de cuatro chicos. Una de las señaladas estuvo dando clases este martes.

Familias de al menos cuatro niños y niñas del jardín de infantes que funciona en la escuela primaria número 20, en Palermo, denunciado a muy docentes de esa institución escolar por supuestos abusos sexuales a sus hijosdonde les dieron premios para que se desnuden o se dejen acariciar el cuerpo.

Una de las maestras fue apartada provisorimente por la institución mientras se realiza «un sumario», aunque los padres apuntan contra todo el cuerpo directivo.

Esta mañana padres y madres de los niños y niñas que asisten al jardín ubicado en Darregueyra 2369 probablementen una reunión con la directora para pedir detalles. As, fuentes del Ministerio de Educación informaron a la agencia Télam que una maestra «fue apartada provisoriamente mientras se realiza un resumen».

«Tuvimos una charla con la directora, nos dicen que una de las implicadas no está acá y la otra sí está, y pedimos que nos expliquen qué pasa con los chicos y cómo esa persona está presente dando clases con los chicos«, dijo esta mañana al canal C5N un padre sobre los supuestos casos de abusos. «No hay explicaciones de por qué los chicos pasaron lo que pasaron», agregó.

Los padres señalaron que realizaron las denuncias el pasado viernes y sábado. Según cuentan, son tres las docentes apuntadas: C., Y. y L., esta última la titular de la sala de 4.

Según contó a C5N Mariana, otra madre del jardín, desde el jardín intentamos que una de las docentes acusadas se retirara. «Queremos charla con la directora. Exigíamos que nos de la cara y explica que pasó con los chicos, cómo es que está clases ahora. No queremos que retirarse, que de la cara y diga qué pasó con los abusos dandos. que pasó», continuado.

«Los nenes contaban que hacían un baile y las otras maestras estaban con el celular. Son cosas increíbles que te cuenta una criatura de 4 años, nenes contando que los manosean. Que los premian para que tengan acceso a su cuerpo, les daban torta y helado”, continuó.

Además contó que esos premios estaban en la heladera de la sala de Dirección, por lo que apuntan contra los directivos por cómplices. «¿Cómo no podes ver que pasa eso? Sentí mucha impotencia», dijo.

Si bien conocida hija no estuvo implicada ya que no iba al curso que hizo la denuncia, sí relató que la menor tuvo una época donde no quería ir al jardín, justo cuando fue alumna de una de las seños apuntadas. «Mi nena no quería venir, lloraba, no se quería quedar», relató.

Junto a los docentes también se hicieron presentes autoridades del área de Educación del Gobierno de la Ciudad. La investigación está en manos de la justicia, donde hay presentado al menos unas nueve denuncias de padres.

Ventanas tapadas, premios y bailes en el jardín

Luego de la reunión entre los padres, Mariana brindó más detalles sobre la situación traumática que vivían los chicos. «Arranca con una mamá que me la encuentro en el médico y que me lo que le pasó a su nene, que hay un juego que no le gusta y que la maestra le dice que if not the gusta que se vaya al arero, que es un secreto«, siguiente.

Y siguió con el relato: «Ahi les dijimos a nuestros hijos que sabíamos del secreto del baile. Y ahí sacaron a hablar y todos los chicos contaban lo mismo. Un nene termina contando que les daban premio si se dejaban practicar sexo oral».

Between los abusos que relataban los chicos produjeron una canción en la que al finale se bajaron los Pantalones. Se trata de un jardín de doble escolaridad, donde duermen una siesta. Los padres comenzaron a reconstruir los acontecimientos y descubrieron que aquellos que no querían participar del «baile» eran enviados a jugar a otro lado. El resto eran tentados para ir a la biblioteca o una de las salas, donde se les daba torta o helado.

Al llegar al jardín este martes, a los padres les pareció sospechoso que las ventanas de varias salas estan tapiadas. Lo mismo con la biblioteca, donde una cortina dividía el ambiente en dos.

Algunos de los nenes contaban que les daban caramelos o torta si se dejaban tocar. El hijo de Mariana, según contó su madre, no llegó a decribir el baile pero comenzó a orinarse en la cama al relatar la situación previa y hablar sur les docentes.

Por esta situación, los padres También necesitaremos un pase universitario urgente.

Mira también