‘American Gigolo’, la mejor serie de la semana: no pasar a la Historia, pero cuesta ponerle pegas

Actualizado

David Hollander maneja con astucia y tenebrismo una historia icnica en la cultura pop

Jon Bernthal, protagonista de la nueva versión de ‘American Gigolo’.SKYSHOWTIME

gigoló americano parte de dos referencias muy marcadas. Por un lado, la serie está basada en la película del mismo título de Paul Schrader, al que convirtió a Richard Gere en superestrella. Por otro lado, la conversación del icónico filmada desde 1980 en series a partir de 2022 está en manos de David Hollander, creador y showrunner de Ray Donovan. Hay mucho de esta serie en gigoló americano. Su Los Ángeles es la misma ciudad luminosa pero implacable y su protagonista es un buscavidas parecido al intérprete Liev Schreiber.

La elección de Hollander como capitán de un proyecto tiene mucho sentido. gigoló americanola serie, es un mejunje de cosas, pero la receta esta bien calibrada y la bebida sabe rica. Es un poco triste que llegue a España invisibilizada dentro del visible catálogo inicial de SkyShowtime, aunque cmo destacar entre tanto piedra amarilla.

Otra cosa inevitable es preguntarse si es posible esta serie sin alguien como Richard Gere. Allá gigoló americano original y Gere tienen una simbiosis perfecta: l le aporta a la pelcula su irrepetible carisma y sta le devuelve el favoreciendo hacer historia del cine. gigoló americano, la pelicula, no es un ttulo sobresaliente pero s legendaria. No se entiende el cine de los 80 sin ella.

gigoló americanola serie, no pasar a la historia pop de la televisión y, sin embargo, cuesta ponerle pegas. Como Julian Kaye, el prostituto del título, Jon Bernthal is ms que bien. No es Richard Gere pero quin lo es. Gretchen Mol tampoco es Lauren Hutton, pero misma pregunta. La serie de David Hollander lo sabe y recurre a su predecesora con tremenda astucia y mucho cuidado. Sabe que es otra cosa. Necesita ser otra cosa.

Su Julian Kaye sale de la crcel tras 15 aus de condena por un crimen que, oh sorpresa, no ha ocurrido. Este empapelamiento injusto ha marcado a Kaye, que se ve obligado a reintegrarse en el mundo real sin el nacido y cuenta nueva que una estancia larga en prisin tericamente facilita. Como ya hiciste Ray DonovanDavid Hollander apuesta por la desesperación y el pesimismo.

Para l, la ciudad slo degrada, la gente slo cambia para mal y tres lustros entre rejas no ayudan a la hora de recuperar tu trabajo de pago lover. Todo va a peor.

Para muchos que los ttulos de crdito de la serie utilicen de nuevo el vitamnico Llámame de Blondie de la pelicula, los tiempos han cambiado. Escuchamos a Debbie Harry cantando lascivamente ese llmame y vemos al nuevo Julian Kaye en su convertible, eligiendo trajes y contentando señoras.

embargo sobre el pecado el erotismo y el suspenso de la nueva serie pronto nos demostrarán que no son los de los entonces. gigoló americano es una secuela a la que uno se acerca con el cuchillo en los dientes, esperando una mamarrachada nostálgica absurda o una reinterpretación imposible. Sí, reinterpretación y nostalgia, pero no de las que llevan al espectador a un pasado demasiado idealizado. gigoló americano es otra cosa.

Cumple con los criterios de

El proyecto de confianza

cortar más