El exmercenario de 43 años cumplió el desafío para «cambiar la percepción de la discapacidad». Es el tercero en lograrlo en esa condición.

Un ex soldado de 43 años de Nepal, ex miembro de la Brigada Mercenaria de los Gurkhas, escribió un hito en el Monte Everest: llegó a la cima con una doble amputación en sus piernasambas por encima de la rodilla.

La noticia fue confirmada este domingo por miembros de su equipo.

“Alcanzó la cima del Sagarmatha hacia las 15 del viernes (hora nepalí). rise más alto del planeta, to the agencia de noticias afp.




Hari Budha Magar con ambas piernas amputadas precisaron la proeza: llegar a la cima del Everest, tras 11 días de expedición. Foto: Noticias de la BBC

existe solo espaldas delanteras a esta prueba de resiliencia: en 2006, el neozelandés Mark Inglis; y en 2018 y el chino Xia Boyu: ambos llegaron a la cima sin sus piernas.

Hari Budha Magar, de 43 años, sufrió amputación de ambas piernas por encima de las rodillas, tras haber resultado herido de muerte por un Artefacto explosivo casero en Afganistán.

El hecho ocurrido en 2010 estuvo en medio de una misión de la brigada de la unidad de soldados nepalíes que pertenece al ejército británico.

Tras varios años de rehabilitación y entrenamiento, Magar ascendió el Everest en el marco de un proyecto, que se presentó en su página de internet con el lema «Ni piernas ni límites».

El majestuoso monte Everest, con sus 8849 metros de altitud es el pici más alto del planeta.  Foto: AFP


El majestuoso monte Everest, con sus 8849 metros de altitud es el pici más alto del planeta. Foto: AFP

Un proyecto que llegó con bastante tiempo atrás y que lo había llevado a coronar varias cimas en todo el mundo, entre ellas del monte Toubkal en Marruecos, el Ben Nevis en Escocia o el Mont Blanc en Europa. Pero claro, faltaba la más alta, el Everest.

El ex-Gurkha vive en la ciudad de Canterbury, en Inglaterra, y asumió el desafío de «poder inspirar a otros» y «desafiar la percepción de incapacidad». El envío de su equipo tomó 11 días.

Durante muchos años, este exmercenario no pudo intentar el ascenso al Everest. Las leyes nepalíes impiden la práctica del montañismo a las personas doblemente amputadas de piernas, así como a los ciegos.

En 2018, por la presión entre otros del propio Magar, la Corte Suprema de Nepal anuló esta ley que no estaba en vigor cuando Mark Inglis ascendió los 8.849 metros de la cumbre más alta del mundo.

«Si puedes adaptar el vídeo en todo momento a la situación, todo es posible, no hay ningún límite, el cielo es el límite», explica Magar en una entrevista publicada el mes pasado, cuando estaba en plena etapa preparatoria para escalar el Everest.

A Nepal le gustan las montañas pero las altitudes del mundo y este año en su primavera, cuando las temperaturas son amigables y los venezos malayos, generalmente peligrosos, soplan con menos fuerza, el país se llena de alpinistas de todo el mundo.

De hecho, el departamento de turismo nepalí aseguró que hasta el momento, en esta temporada ya coronaron el Everest cerca de 450 alpinistas.

A principio de año, Nepal extendió 478 permisos para el ascenso de la ascensión y como persona para ir acompañada de un guía, se espera que más de 900 personas alcancen la cima durante este tiempo, todo un récord.

Diez alpinistas nacieron en lo que va del año tratando de llegar a la cima. A la buena noticia de la proeza lograda por el exGurkha, este domingo también se anunció la muerte de un alpinista australiano, Jason Bernard Kennison, de 40 años.

Con información de AFP

Mira también