Zhao Fuqiang pasó de ser un sastre del interior de China convertido en capo del crimen organizado. Finalmente, fue condenado a la pena de muerte Leer