Mientras en Estrasburgo el Parlamento Europeo debatía cómo mejorar sus prácticas para recuperar la confianza ciudadana tras el escándalo de sobornos a la Eurocámara supuestamente por parte de Qatar y Marruecos, el principal inculpado de la trama, el exeurodiputado italiano Pier Antonio Panzeri, ha acordado este martes en Bruselas contarlo todo a la justicia belga. Según ha anunciado la Fiscalía federal belga, Panzeri ha firmado un «acuerdo de arrepentimiento» por el que se compromete a revelar los secretos del qatargatela trama que ha sacudido a las instituciones europeas, a cambio de una pena de cárcel limitada.

Panzeri, considerado como la cabecilla de la trama y presidente de la ONG Lucha contra la Impunidad, que, según cree la investigación, se usó para canalizar los sobornos, «se ha comprometido a hacer declaraciones significativas, reveladoras, sinceras y completas» sobre el qatargatedestaca el comunicado de la Fiscalía.

La noticia ha conocido el mismo día en que Panzeri debía comparar ante un tribunal belga para recurrir la decisión de mantenerlo en prisión preventiva por el escándalo que estalló con una redada el 9 de diciembre en Bruselas y que supuso la detención, además del italiano, de la entonces vicepresidenta de la Eurocámara -hay 14-, la griega Eva Kaili; de su pareja y asistente parlamentario, Francesco Giorgi, y de Niccolo Figa-Talamanca, director de una ONG italiana vinculada a la trama por la que sospecha que países como Qatar y Marruecos pagaron a los presuntos implicados a cambio de promover resoluciones y políticas en la Eurocámara supo favor, o de frenar las negativas. Los cuatro están imputados por corrupción, blanqueo y organización criminal, y permanentes por el momento en prisión preventiva.

Finalmente, Panzeri no compareció este martes ante el juez que debía revisar su situación, aunque sí lo hizo su abogado, Laurent Kennes, quien eludió hablar a la prensa salvo para denunciar, una vez más, las filtraciones de la investigación a medios, sobre todo belgas El exvicepresidente Kaili sostuvo una opinión fijada por los jóvenes de que se tomaba una decisión si sigue en prisión, como decretó a finales de diciembre, o si puede quedar en libertad vigilada.

Para apelar la detención, Panzeri trabajó este martes el acuerdo con la justicia belga por el compromiso à informar a los investigadores del «modo operatorio, los acuerdos financieros con terceros Estados, la estructura financiera creada, los beneficiarios de esas estructuras y la implicación de personas conocidas o aún no conocidas en el expediente”, señala la Fiscalía. En Cambio, la justicia intentó imponer una pena de cárcel firme pero «limitada» a Panzeri, a quien se confiscarán todos los bienes adquiridos de manera ilegal a través del Puerta de Qatar. Según la Fiscalía, estos ascienden al menos a un millón de euros.

Laurent Kennes, abogado del exdiputado al Parlamento Europeo Pier Antonio Panzeri, habla con los medios de comunicación antes de una audiencia legal, este martes, en el Palacio de Justicia de Bruselas.Olivier Matthys (AP)

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscribir

El qatargate ha sacudido las instituciones comunitarias, que están tatando de reaccionar rápidamente a un escándalo que ha dañado su imagen. Este martes, la comisaria de Interior, Ylva Johansson, ha remarcado que el Ejecutivo comunitario está ultimando una propuesta para establecer un cuerpo ético común a todas las instituciones europeas y también avanza en un plan para tratar de que el delito de corrupción sea unificado en los 27 estados miembros. «Hay que dar a los tribunales y policías todos los instrumentos para perseguir la corrupción», ha incidido en el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo. Allí ha señalado que las propuestas presentadas por la presidenta de la Eurocámara. to dotar de más transparencia a la institución y evitar que se repitan casos como el de Eva Kaili y el exeurdiputado Panzeri, no son del todo suficiente. «Son un buen comienzo, pero hay que hacer más», ha dicho.

ley de arrepentidos

Esta es la segunda vez que ocurre en la justicia belga un acuerdo de este tipo desde la aprobación, en 2018, de la denominada «ley de arrepentido(arrepentidos en italiano, en referencia a la ley de Italia creada para combatir a la mafia). El lunes, el pleno del Parlamento Europeo descubrió en su sesión en Estrasburgo iniciar el proceso para despojar de la inmunidad a otros dos eurodiputados a los que la justicia belga quiere investigar en pour à al escándalo, el italiano Andrea Cozzolino y el belga Marc Tarabella; ambos del grupo de los Socialistas y Demócratas (S&D), como el resto de los implicados en la trama.

El Diario Belga El eco asegura que Panzeri ha admitido que pagó más de 120.000 euros en efectivo a Tarabella, quien hasta ahora ha negado cualquier implicación. El eurodiputado ha sido, hasta que ha renunciado por el escándalo, vicepresidente de la delegación para los países árabes y miembro de la comisión Pegasus, que lleva el caso del espionaje gubernamental con el controvertido softwareque involucra a Marruecos, sobre el que ha recaído la sospecha de espiar a miembros del Gobierno español, entre otros.

Su número figura en los archivos de la investigación desde el principio en la trama: un día después de la detención de Panzeri, Kaili y los otros imputados —a quienes se incautaron 1,5 millones de euros en efectivo—, la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola , tuvo que regresar de urgencia a Bruselas desde su Malta natal para validar el registro del domicilio de Tarabella, como marca la ley belga. En la vivienda, sin embargo, según las primeras informaciones, no fue encontrado dinero en efectivo, al contrario que en las casas del exeurodiputado y de la vicepresidenta de la Eurocámara, déstituida rápidamente y cuyo sucesor debe ser elegido este miércoles en Estrasburgo.

La presión en torno a Panzeri había aumentado con la detención, en Italia, de su esposa y su hija, sospechosas de estar involucradas en la trama de sobornos. Precisamente, un juzgado de Brescia, en el norte de Italia, aceptó la extradición a Bélgica de Silvia Panzeri, la hija de 38 años del exeurodiputado, ya que contará el visto bueno en diciembre al traslado a Bruselas de la esposa del detenido, María Colleoni, que ha recurrido a la decisión. Ambas están desde el 10 de diciembre en arresto domiciliario.

Antes de Panzeri, Francesco Giorgi ya había admitido, colgante los interrogatorios, haber ayudado en la trama de sobornos, creado en torno al antiguo eurodiputado socialista italiano y la ONG Fight Impunity que fundó más nada dejar su escaño, en 2019, aparentemente para usarla de pantalla para sus negocios ilicitos con terceros paises.

Sigue toda la información internacional en Facebook allá Gorjeofrecuentemente boletín semanal

Suscríbete a seguir leyendo

Lee los límites del pecado

Por ubsab6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *