Después de el domingo hasta la entrada la tarde de este lunes, el tránsito hacia los principales balnearios está colapsado.

«Ocho horas de retraso en llegar», cuenta un turista en la entrada de un edificio de Pinamar cerca del mediodía. Este martes arrancó la segunda quincena de enero, la más fuerte tradición en cantidad de turistas y las rutas fueron más que pesadas.

El 16 de enero es el día en el que entran a los hoteles y departamentos de alquiler los turistas de la segunda mitad de enero y, como es habitual, la ruta 2 suele ponerse pesada para llegar a las playas de la provincia de Buenos Aires.

El municipio de Pinamar espera superar los números de la primera quincena, que rondaron un 92% de ocupación en general en promedio, entre plazas hoteleras y de alquiler. La ocupación significó un retroceso de 4,8 puntos porcentuales respecto al mismo período de 2022, pero 4,1 puntos porcentuales por encima en comparación con la prepandemia.

En el caso particular de esta fiesta, conformado por Pinamar, Mar de Ostende, Ostende, Valeria del Mar y Cariló, las plazas extra hoteleras superan ampliamente a las hoteleras. Son 355.000 casas y departamentos particulares sin servicios, versus 25.000, entre hoteles tradicionales, hosterías, hospedajes, apart hotel y departamentos con servicios.




At the late seguido entrada mucho caudal de tránsito a Pinamar por la 11. Foto Fernando de la Orden / Enviado Especial

“Este fenómeno de alta ocupación a lo largo de toda la ciudad y en todo tipo de categorías de alojamiento, no sucedió en años anteriores. , indica un Clarín el secretario de Turismo de Pinamar, Juan Ibarguren.

«Hoy los turistas estaban tardando nueve horas en llegar», agregó y auguró: «Esperamos más que en la primera quincena».

Norberto, 62 años, llegó con su familia a las 8 de la mañana en Villa Gesell. Sabía que iba a ser un día complicado, por lo que decidió salir a las 3.30 de la madrugada. «Fueron cinco horas, porque la ruta ya estaba bastante pesada, pero tengo un conocido que salió a las 5 de la mañana desde capital, o sea, a penas una hora y media horas después y tardó ocho. Una locura», cuenta.

Los lugares más trabados sobre la ruta 2, según el turista, fueron a la altura del peaje en el kilómetro 90 de Samborombón y al momento de pasar por Lezama.

Pinamar. enviada especial

mg

Por ubsab6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *