Era un tirador en la poca en la que el triple no estaba de moda y la estrella de los Warriors cuando no ganaban anillos. Miembro del Hall of Fame, cinco veces All Star y dos oros olmpicos, entre ellos el de Barcelona 92 ​​con el Dream Team, el alero repasa su carrera y analiza las evoluciones del baloncesto moderno

Chris Mullin, durante un partido con los Warriors.NBAE

Actualizado

Recuerdo perfectamente aquel equipo español, dirigida por Antonio Miguel Díaz [sic], que era un gran amigo nuestro. lirio José Luis [Corts] solan come to Saint John’s cuando yo estaba en la Universidad. Venan cada pretemporada y estaban como un mes con nosotros, viendo los entrenamientos y estudiando nuestro juego. Eran amigos muy cercanos del entrenador Carnesecca. En mitad de la entrevista, el asombro. chris mullin (Brooklyn, USA, 1963), aquel alero de aspecto castrense y mueca de seda, recuerda al detalle la final olmpica de Los ngeles 84, el primero de sus dos oros -el otro, con el Dream Team en Barcelona 92; ambos, junto a Michael Jordan y Patrick Ewing-, detenindose en el elogio del tcnico rival, el de aquella Espaa de Epi, Fernando Martín Y compaa, pleno boom.

En el arcano de los grandes y ms perfectos tiradores de la historia del baloncesto, Mullin aguanta la discusin con cualquiera. Qu’hubiera sido de su carrera en los tiempos actuales del triple compulsivo? Número propio de la época en que la NBA se transforma para su época, tan era neo-Yorquino que cuando fue elegido en el draft por los Warriors y se tuvo que mudar a la lejana Oakland cay en la depresión y el alcohol. Superado el bache, fue cinco veces All Star y miembro del mejor equipo de todos los tiempos. Desde su residencia en San Francisco, donde no pierde ojo de los xitos de los Warriors actuales, recuerda va zoom para EL MUNDO alguna de las peripecias de su carrera.

¿Cómo es su vida ahora?
Mi vida es bastante buena para un viejo hombre [re]. Ya sabes, voy a ver cada partido de los Warriors y hago un análisis para la televisión. es divertido ver a Steph Curry, un Draymond [Green]una arcilla [Thompson]. Es una gran vida y luego tengo mis das libres. Y tengo que tomar las decisiones difíciles. Voy a nadar unos largos oa jugar al golf? Cuando termina la entrevista, tiende a decidirse a pensar qué hacer en el resto del da.
Se le consideró uno de los mjores especialistas en el lanzamiento de la historia, pero la temporada que ms triples intent (la 97/98, ya con los Pacers), fueron 243. Ahora, Curry, endurecer y compaa pasan fcilmente de los 800…
Este es el mayor cambio en el baloncesto NBA, la cantidad de triples que se intencional y se definirán. Hay una enorme diferencia con mi poca, obviamente. Pero, lo que realmente importa sigue siendo lo mismo, la calidad de esos lanzamientos. Vimos en Houston hace unos años, rompieron rcords d’intentos y de triples convertidos. Pero después, en el último partido [final de la Conferencia Oeste contra los Warriors]en caso de que, cuando iban ganando no pudiéramos realizar esos lanzamientos con calidad [aquella noche, entre Harden y Ariza fallaron 20 triples]. Como que s, muchas cosas han cambiado con los aos alrededor del juego, pero otras se mantienen, las basicas. Para que haya buenos lanzamientos tiene que haber un buen movimiento del baln, buenas pantallas, buenos cortes, hacer buenas defensas, salir en transicin…
Y en todo eso los Warriors han sido los mejores en última instancia.
Es que se trata de hacer buenos tiros, no slo de hacer muchos. En la dinasta de los Warriors se ha pasado por alto que, además de tener dos de los mejores triplistas de la historia como son Curry y Klay, ellos también hicieron mucho dao con las canastas de dos. Han sido capaces de hacer un gran movimiento sin baln, de encontrar a sus compaeros, de hacer grandes defensas para salir en transicin. Eso es mucho más que los triples, que se han convertido en una parte fundamental del juego, pero las otras reas todava son importantes.

¿Se imagina como mismo en este baloncesto moderno?
Ah, claro. Probablemente encajará mejor en la NBA real que en la de hits. Y mi carrera ha sido más productiva durante más tiempo. Pero, ¿Sabes? No me arrepiento del momento en que jugu y con y contra los jugadores que jugu. desfrutar Y ahora disfruto de la evolucion del juego. Disfruto viendo los partidos, criticando y analizando. Como la mayora de las cosas en la vida, sabes que todo evoluciona. Y para m creo que todo fue positivo en la NBA.
Fue protagonista de los aos 80 y los 90, una de las pocas ms increbles del baloncesto, cuando todo cambi para siempre. Cmo fue jugar contra Magia, Larry Bird, Jordan…?
S, jugar contra esos tremendos jugadores fue increble. Fue una poca de una gran transicin para la NBA, desde finales de los 70 y principios de los 80. De Kyo soy [Abdul Jabbar] y el Doctor J [Julius Earving] no a la magia [Jonhson] y Larry y luego a Michael. Yo estuve un poco en medio de todo eso. Tena que salir a competir contra alguno de los mejores jugadores de todos los tiempos. S, no tengo más que tremendos recuerdos, relaciones y amistades. Y al final, se trata de esto. Ellos competan duro yt haces todo lo que puedes y eres responsable ante tus compaeros de equipo. Como es como me gane el respeto, jugando duro y consistente.
Creci en Brooklyn se convirtió en la leyenda de St. John’s para Lou Carnesecca. Pero su primera experiencia profesional tuvo que irse lejos, a los Warriors. Reconocer que no fue fcil. ¿Cómo lo recuerdas?
S, como t ha dicho, crec en Nueva York, huyó a la Universidad en Nueva York y realmente nunca había salido mucho de Nueva York. Slo unas pocas veces para jugar algn torneo aqu y all. Provengo de una gran familia (de origen irlands) y ya sabes, tena en ellos todo mi apoyo y la proteccin. Fue un gran desafío hacer esa transición de la Costa Este a la Oeste. Hubo algunos momentos de soledad. Además, el equipo, al principio, no era tan bueno. Fue a cmulo de diferentes circunstancias. Pero lo más importante es que logr hacer cambios en mi vida para afrontar mis problemas con la bebida. Y no por casualidad, la mayora de las cosas mejoraron. Primero, profesionalmente. Pero lo ms importante, estaba mucho ms calmado y gan la serenidad sobre m mismo que, hasta el da de hoy, estoy agradecido.

Aquel episodio ocurrió en su tercera temporada en Golden State. Gastaba 600 dlares al mes en llamadas a su familia y el alcohol se haba convertido en su refugio. Empez a faltar a entrenamientos y su rendimiento poco tena que ver con la promesa que le hizo ser elegido en el numero 7 del draft de 1985. don nelson, su contratista. Aquellas sesiones de terapia, se cerraron, segn reconoci, en lo mejor que le haba pasado en su vida. No ha vuelto a beber mermeladas.

Cul es la lección de aquello?
Que a veces pasamos por momentos de adversidad y cuando crees que te est pasando lo peor en el mundo, realmente puede ser lo mejor. Like that s, miro hacia atrs en mi carrera y supe lidiar con diferentes cosas fuera de la cancha. Y estoy agradecido de tener una familia tremenda. Amigos, entrenadores y compañeros que me apoyan. Ahora, en este momento de mi vida, soy yo el que puede ayudar a los dems y eso es un gran regalo de Dios.
Gan dos oros olmpicos. El primero, contra España en 1984. ¿A qu le llevan sus recuerdos?
Los Juegos de 1984 fueron una tremenda experiencia. Era junior en la Universidad e iba a jugar junto a Michael Jordan y Patrick Ewing, un equipo tremendo dirigido por bobby caballero. Y jugando en Los Ángeles, que lo hace mucho más divertido. Conoca a los entrenadores de Espaa y conoca a sus jugadores muy bien. Jugamos dos veces Durante esos Juegos contra ellos (en la primera fase, 68-101 para la selección americana). Eran ms veteranos que nosotros, eran ya profesionales en Espaa y nosotros estbamos en la Universidad. Por eso siempre era un desafío para nosotros jugar contra equipos internacionales. Tengo divertidos recuerdos de esos partidos, me hacen volver a mis das de universidad. Y, obviamente, los Juegos de Barcelona despus fueron un sueo hecho realidad.
El Dream Team fue lo mayor que le pas en su carrera?
S, eso fue lo más destacado de mi carrera. Un momento desafortunado. Estaba jugando al más alto nivel en el momento justo. Despus de los Juegos de 1984, todos pensbamos que haba sido nuestra ltima oportunidad olmpica, porque los jugadores de la NBA no eran elegibles. Pero en 1992 cambi. Y fue un verano mágico, rematado con un torneo increíble. Fue a sueño. Pasar dos semanas en Barcelona… no poda haber un lugar más agradable para jugar. La gente era increble, los aficionados… Sabes? Cuando haces algo por primera vez, no sabes muy bien lo que esperar. Pero esas dos semanas en Barcelona, ​​cada da fue mejor y mejor. Es algo que incluso algunos de esos jugadores legendarios que tuvieron carreras increbles fuera de los Juegos Olmpicos, lo recuerdan como algo totalmente nico. Es algo que nunca podremos olvidar.

Cumple con los criterios de

El proyecto de confianza

cortar más

Por ubsab6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *