El Gobierno de Nicolás Maduro respalda al de Gustavo Petro en la búsqueda de un cese bilateral del fuego grupos con el ELN, la última guerrilla activa en Colombia, y otros armados como parte de su política de paz total. Este es el primer punto que abordó la escueta declaración conjunta de los dos presidentes, que sostuvieron este sábado en Caracas una «reunión bilateral extraordinaria», después de la salida en falso de Petro en Año Nuevo, cuando anunció una tregua con el ELN que los rebeldes desmintieron.

Con la normalización de las relaciones entre los dos vecinos en marcha, aún faltan definiciones de los mandatarios en temas como el control de la extensa frontera común o el reingreso de Venezuela en el sistema interamericano de derechos humanos, pero el principal asunto de la cita fue el proceso de paz con el Ejército de Liberación Nacional, que ya tuvo un primer ciclo de conversaciones en Caracas. Luego del malentendido en torno al cese al bilateral, que la guerrilla negó haber acordado, el jefe del equipo negociador designado por Petro fuego explicó que el asunto aún se estaba discutiendo y el presidente se apresuró. En principio, los negociadores tienen previsto adelantar un nuevo ciclo de conversaciones este mes en México.

“Tuvimos una reunión amplia y muy fructífera”, manifestó Maduro, sin entrar en detalles, en un mensaje en Twitter sobre un encuentro rodeado de discreción, que concluyó sin declaraciones de los presidentes. “Venezuela como país garante apoyará al Gobierno de Colombia en su objetivo por mantener el cese bilateral y la paz total”, asegura el comunicado conjunto. También anuncia varios acuerdos sobre la promoción de inversiones y el comercio bilateral, y celebra la apertura plena de los puentes fronterizos que llegó con el nuevo año, incluido el flamante puente Atanasio Girardot.

Petro viajó en Caracas acompañado del canciller, Álvaro Leyva; la jefa de Gabinete, Laura Sarabia; el Embajador de Colombia en Washington, Luis Gilberto Murillo; y el ministro de Comercio, Germán Umaña, un hombre clave en la normalización de las relaciones. Antes del encuentro entre los mandatarios, el embajador de Colombia en Caracas, Armando Benedetti, se reunió con el nuevo canciller venezolano Yvan Gil, nombrado la víspera junto a un nuevo presidente de PDVSA, dos puestos clave para un Maduro de regreso en la arena internacional.

Los dos países también están impulsando nuevos acuerdos energéticos para poder operar sin ser objeto de sanciones de Estados Unidos. Como adelantó EL PAÍS, la petrolera estatal colombiana, Ecopetrol, ha pedido permiso la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC), conocida como la lista Clinton, para hacer negocios con PDVSA.

Desde su primer día en la Casa de Nariño, Petro ha puesto la diplomacia colombiana al servicio de la paz total, con la que se propone implementar con mayor decisión el acuerdo de paz con las FARC, dialogar con el ELN y adelantar una política de sometimiento grupos paracriminales. Esos esfuerzos renovadores pasan también por la «normalización gradual» de las relaciones con Venezuela después de años de diferencias irreconciliables. Este fue uno de los focos principales de la activa diplomacia colombiana, bajo la atenta mirada de Washington.

Boletin informativo

El análisis de la actualidad y las mejores historias de Colombia, cada semana en su buzón

RECIBALÁ

El presidente de Colombia, que se encontró por primera vez con Maduro el pasado 1 de noviembre, le ha insistido en que el chavismo regresa a la mesa de negociación con la oposición en México y considera prioritario que Venezuela reingresa a los organismos regionales, principalmente el Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Junto a Maduro, Petro avanza en una intensa agenda de visitas y encuentros con diversos mandatarios latinoamericanos. El domingo viajará a Chile para reunirse con Gabriel Boric y viene a asistir a la toma de posesión de Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil, dos socios con los que aspira a consolidar un nuevo eje progresista. Estuvo en México en noviembre con Andrés Manuel López Obrador y también asistir ise mes a la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en Buenos Aires.

Suscríbete aquí al boletín de EL PAÍS sobre Colombia y reciba todas las claves informativas de la actualidad del país.

Por ubsab6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *