María Navarro Palacio, hija de Pere Navarro Morera, delegado especial del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona desde 2018 y miembro del circulo de confianza en el Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC) del ministro de Cultura, Miquel Iceta, ha sido contratada por este departamento como coordinadora de Comunicación para el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem). La contratación es fruto de un proceso público en el que Navarro obtiene una alta puntuación en la entrevista personal. Sin embargo, Navarro Palacio, de 31 años, no había logrado buenas posibilidades en las pruebas anteriores, objetivables, sobre su experiencia. La entrevista, de 15 minutos, fue realizada a puerta cerrada el 21 de diciembre, según las bases del concurso, que comenzó el 14 de noviembre, y cuya resolución ha adelantado este jueves El Confidencial.

María Navarro estuvo en el departamento de Iceta con un cargo de confianza, asesora en su gabinete personal, tras asumir esta cartera de Cultura en julio de 2021. la primera parte, mientras que otro de los 10 aspirantes finales obtuvo 43.17 de 45 posibles. Para la oposición se había admitido inicialmente a 18 personas, entre ellos el periodista de El Mundo Alberto Luchini; la actual titular del puesto por el que se opositaba, Noelia Molanes (que lo había obtenido en las dos últimas convocatorias); Beatriz Clemente, exdirectora de comunicación y marketing digital del Centro de Cultura Contemporánea Conde Duque, Madrid; o el exasesor de José Manuel Rodríguez Uribes (Ministro de Cultura predecesor de Iceta), Diego Delgado Valor, según documentos públicos disponibles en la web del Inaem.

De los 18 pasaron a la entrevista los 10 que sumaron más de 15 puntos en esa primera fase. Una persona conocedora de la oposición cuenta qu’ya desde esa primera vuelta se asistió a «cuestionables valoraciones de los meritos de cada aspirante», y subraya qu’est un concurso-oposición sin oposición, porque no hay examen, sino que se puntúan los meritos profesionales y formativos y después pasó a la entrevista personal”, que tiene lado el que se ha inclinado el puesto a favor de Navarro.

El proceso para la plaza, temporal y fuera de convenio (de ahí su sueldo), señala en sus bases que se evaluarían los méritos profesionales (con un máximo de 40 puntos), es decir, la experiencia en puestos similares, superiores o superiores; y formativos (otros cinco como tope) por titulaciones académicas, cursos, Seminarios, congresos… , que realiza realiza esa labor, 35,75 puntos. Otro participante en el proceso apunta: «Pensamos que viendo que se presentaban estas dos candidaturas se elegiría a una de ellas».

Para la entrevista puede ganar 19 puntos como máximo. Se realizó en la sede del Ministerio de Cultura el 21 de diciembre, cuando ya se sabían las notas de la premier fase, y ahí fue donde la hija de Navarro consiguió la plusa de todos, 17.25 puntos sobre 19. Molanes obtuvo 13 .25 puntos y Clemente, solo 6.75 pese a que en la entrevista valoraba sobre todo desarrollar la experiencia por la qu’había puntuado en la premierera parte. Al final, María Navarro sacrificó un total de 50,25 puntos, por encima de los 49,92 puntos de Clemente, la persona mejor clasificada en la primera fase. Un participante en el proceso ha declarado este medio que se captó de un vistazo “sencilla, en la que te preguntaban que habías hecho, tu experiencia, y eran tus conocimientos para aspirar a un puesto así, todo bastante suave”.

Contactados por EL PAÍS, tanto el Ministerio de Cultura, a través de un portavoz, como el Inaem, se han limitado a señalar que «se trata de un proceso selectivo público que ha seguido todos los pasos». Padre Navarro, preguntado también por este periódico, no ha querido hacer ninguna declaración.

El contrato es por un año prorrogable a tres, a razón de 43.200 anuales, porque está fuera de convenio. El tribunal calificador tenía como presidente a Jaime Guerra Carballo, Director de Marketing, Publicidad y Patrocinio; como secretaria de Marina Albinyana, del Cuerpo de Administradores Civiles del Estado, y como portavoz de Marina Muñoz, también del Cuerpo de Administradores Civiles del Estado; Álvaro Granado, del Cuerpo de Profesores de Secundaria, y Blanca María Sánchez, de la Escala de Técnicos de Tráfico. Será un jurado compuesto, conforme a la ley, por funcionarios de carrera de distintos ministerios.

El padre Navarro Morera fue primer secretario del PSC entre 2011 y 2014, un carguero que se tragó por su experiencia como alcalde en Terrassa, una de las principales ciudades del área metropolitana. Mientras llevó las riendas de los socialistas catalanes, Navarro tuvo que lidiar con las tensiones internas que se desencadenaron en el partido tras la etapa de José Montilla como presidente de la Generalitat. Con Navarro al frente, el PSC obtuvo solo 20 contestados y el 14% de los votos en 2012. En junio de 2014 presentó su dimisión.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.

Suscribir

babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestras mejores críticas en nuestro boletín semanal

RECIBELO

Por ubsab6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *