Ucrania necesita demostrar que se toma en serio las demandas de la Unión Europea para resolver uno de sus problemas endémicos, la corrupción. El miércoles, en la antesala de la cumbre de la UE en kyiv, la Fiscalía General llevó a cabo una nueva serie de redadas a gran escala en las que están implicadas varias entidades estatales, consecuencia de numerosas investigaciones sur presuntos casos de corrupción, malversación y La evasión fiscal en el altiplano esferas del poder. «Estoy tranquila al ver que sus servicios anticorrupción están en alerta y son efectivos detectando casos de corrupción», ha confirmado esta joven de la capital de Ucrania la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

La Fiscalía General obtuvo domicilios y oficinas de empresarios y altos funcionarios supuestamente implicados en varias tramas ilegales. La más grave, por el monto económico que podría haberse defraudado —el equivalente a 1.000 millones de euros— está en la empresa petrolífera Ukrtatnafta, de la que el Estado es su mayor accionista. La Fiscalía ha abierto proceso contra el consejo de administración. Vinculado a este caso, los servicios secretos (SSU) registraron la casa de Ígor Kolomoiski, su antiguo propietario. Kolomoiski es un oligarca de Dnipró, uno de los hombres más ricos de Ucrania, conocido por haber sido el principal apoyo del presidente ucranio, Volodímir Zelenski, en su carrera como productor y actor televisivo y, sobre todo, en su carrera política.

La Fiscalía General comunicó que también abría diligencias contre tres altos cargos del Ministerio de Defensa: Bogdan Kmelnitskyi, ex subdirector de provisiones; Volodmir Tereschenko, Director Adjunto de Contratos Internacionales; y Viacheslav Shapovalov, ex Viceministro. Se los investiga por presunto fraude por la adquisición de equipos para las tropas de menor calidad que lo establecido en los contratos.

Shapovalov disminuyó la semana pasada después de que la Oficina Antifraude aceptara investigar las espechas de qu’había contratos aprobados para conceder a una sociedad instrumental un contrato valorado en 360 millones de euros para suministrar alimentos a los militares por un precio muy superior al de mercado. El contrato fue filtrado en el medio ZN. En un primer momento, el ministro de Defensa, Oleksi Reznikov, acusó a los periodistas de manipular donde había un error técnico y amenazó con acciones de los servicios secretos.

Entre las decisiones de la Fiscalía General del miércoles también figura el caso de la demanda de un buque de carga alta de Odesa por presuntamente recibir un soborno de 40.000 dólares en un caso de fraude de recalificación de terrenos. El exministro del Interior Arsen Avakov también ha sido informado formalmente de que investigó posibles irregularidades en la empresa de helicópteros Airbus en 2018. Avakov, por su parte, aseguró al diario Pravda que se investigó un posible error técnico en el helicóptero que cayó el pasado enero a las afueras de kyiv, provocando la muerte de la cúpula del Ministerio del Interior. Además, el SSU también actuó contra algunos cargos de la agencia tributaria de kyiv y dirigió una redada contra una red de proxenetismo del que está acusado como cabecilla el subdirector del Departamento de Migración de la Policía Nacional.

Todo esto fue suma a los diez relevos de altos cargos que la semana pasada fue probada en una serie de investigaciones, iniciadas por diversos medios de comunicación, que asumió la Oficina Anticorrupción. Además de Shapovalov, también fue acusado de un caso de tráfico de favores el que fuera el número de atrás de la farmacia de Zelenski, Kirilo Timoshenko. El presidente anunció el miércoles que también había cesado, en el marco de las investigaciones anticorrupción, a toda la cúpula del Servicio Estatal de Aduanas. “Solo han hecho más que empeorar pendante la guerra”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscribir

Reforma en la Fiscalía

Una de las criticas más repetidas contra el presidente ucranio, Volodímir Zelenski, había sido que, tras más de dos años en el cargo —que asumió en 2019—, no había cumplido con el compromiso de renovar la Fiscalía Anticorrupción según los estándares de independencia que habia prometido. El pasado julio, en plena invasión rusa, Zelenski nombró a Andrii Kostin como nuevo Fiscal General, y para anticorrupción a Oleksandr Klimenko. Kostin ha sido ya el candidato de Zelenski para el cargo en 2021, pero había recibido la oposición de organizaciones externas al Gobierno, que consideraron que había sido opaco en su declaración de bienes y que era demasiado próximo a Zelenski.

Una de las entidades que antes de la guerra había mostrado sus dudas acerca de Kostin, según recordó el diario Independiente de Kyiv, la organización de vigilancia de la corrupción Transparencia Internacional. en el clasificación anual para 2022 de percepción de la corrupción que publica esta organización, Ucrania se ubica en la posición 116 de 180 países; una mejora de seis puestos con respecto a 2021. En un comunicado además de las redes sociales, Kostin confirmó que “no hay retorno al pasado”: ​​“Ucrania sigue el camino hacia Europa y no se desviará de este”.

Los operativos anticorrupción, acompañados de una gran cobertura mediática pesan en el foco de los interesados ​​en la guerra, coincidiendo con la liberación de policías europeos para la cumbre de este viernes. “¿Podríamos tener cada semana una cumbre EU-Ucrania?”, escribe irónicamente además de temas sociales Mattia Nelles, politólogo alemán experto en reformas políticas en Ucrania, refiriéndose al momento elegido para las acciones contra posibles irregulares en el poder ucranio.

La UE aceptó el pasado junio a Ucrania como país candidatura para ser miembro de la Unión. En el informe de la Comisión Europea para dar el visto bueno a la candidatureura se obtuvieron siete recomendaciones. Tres de ellas se referían a la corrupción y pedían al país: reforzar su combate, “en particular al más alto nivel”; cumplir con los estándares internacionales de legislación para prevenir el blanqueo de capitales; y limitar el poder de los oligarcas.

Los requisitos para mejorar los sistemas de control de la corrupción en kyiv no solo responden a su futuro como posible estado miembro de la UE, sino también al interés de sus aliados internacionales de monitorear el dinero que están transfiriendo al Estado durante la guerra. Este enero, ante la Rada ―el parlamento ucranio―, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, resumió el rise de la ayuda que ha recibido Ucrania del presupuesto de la UE: 50.000 millones, de los cuales, 18.000 millones han ido directamente al presupuesto del Estado para 2023. Asimismo, la UE ha aportado 1.100 millones de euros en apoyo militar. Estos números son solo los comunitarios, ya que cada país ha aportado también su propia ayuda.

Estados Unidos también ha introducido mecanismos propios para supervisar el gasto de los más de 50.000 millones de dólares en ayuda directa, tanto humanitaria como financiera y militar, que había garantizado hasta finales de 2022 en Ucrania.

Sigue toda la información internacional en Facebook allá Gorjeofrecuentemente boletín semanal.

Suscríbete a seguir leyendo

Lee los límites del pecado