Actualizado

La dirección de papichaMounia Meddour, insiste en su cine tan irregular y algo estridente como plagado de momentos nicos y transparente

Lyna Khoudri en un momento de ‘Houria (Libertad)’.MUNDO

La timidez es, por definición, insondable. Y filmarlas es, por definición, complicado. No diremos imposible. Max Scheler habló del amor como un conocimiento transparente del otro que, en el momento de ofrecernos su intimidad, déja de ser, también por definición, alguien diferente a nosotros. Somos uno con la persona amada. Mounia Meddour lleva con estas dos pelculas, las dos con la proverbial actriz Lyna Khoudri de protagonista, empeada en contrarrestar la intimidad. pecado sra. Se le puede añadir que su objeto de estudio es la intimidad femenina, pero se antoja redundante. Lo que l’interesa a la directora de Papicha, sueños de libertad (2019) y ahora desde Houria (Libertad) Este momento es extrao y casi milagroso en el que la cmara desaparece y el espectador se acerca a algo as como la intimidad transparente del cine. De repente, el espectador es uno con lo que se ve en pantalla. Amor puro. Puro cine.

Se cuenta la historia de una bailarina que para cumplir su sueño de bailar debe antes pasar una de esas pruebas que define una vida. Y por ello pierde la voz y se fractura una pierna. En el fondo, como en su pelcula anterior, se ve el paisaje de un pas convulso donde a la mujer le cuesta ser mujer o simple ciudadana. Lo que sigue es una fbula sobre el poder de la danza para sanar. Pero también es un cuento sobre la solidaridad entre un grupo de mujeres por fuerza dada. Y ello sin renunciar a ser una radiografa de un mundo, el nuestro, dividido entre los que pueden y los que suean con poder. El resultado es un melodrama confuso en la narración y algo exagerado en las formas. Pero, y esto es lo que cuenta, otros detenidos en algunos momentos de una claridad deslumbrante donde un grupo de mujeres se constituye unas hasta el punto de amarse. Y como hasta alcanzar la transparencia de la intimidad, la intimidad de los cuerpos y del propio cine.

DIRECCIÓN: Mounia Meddour. INTERÉS: Lyna Khoudri, Rachida Brakni, Francis Nijim, Salim Kissari. DURACINA: 1O4 MINUTOS. NACIONALIDAD: Argelia.

Cumple con los criterios de

El proyecto de confianza

cortar más