Actualizado

El ministro de Exteriores, Pekka Haavisto, consideró que el veto turco podría paralizar colgante demasiado tiempo el proceso de adhesión conjunta

El titular de Exteriores Finlandia, Pekka Haavisto, en Helsinki, este martes.AFP
  • Alianza Atlántica Erdogan dice en Suecia que «no hay esperanza» el apoyoturco para entrar en la OTAN
  • Europa La quema de un Maíz en Suecia reavivó las tensiones con Turqua

Si el presidente turco, Recep Tayyip Erdoganindignado por la quema de un Com frente a la Embajada de su pas en Estocolmo y presionado por las elecciones presidenciales y legislativas de la prxima primavera, cumple su amenaza de vetar el ingreso de Suecia en la NATO, Finlandia no descarta entrar en la Alianza Atlntica sin la compaa de su vecino occidentalrequisito este último que hasta ahora se considera no negociable.

Finlandia siempre haba condicionado su adhesión a la OTAN a que se llevase un cabo al mismo tiempo que la de Suecia, pero la ira de Erdogan le obliga ahora a plantarse una entrada sola, según ha admitido su ministro de Asuntos Exteriores, el verde Pekka Haavisto, al canal de televisión Yle. “Por supuesto, evaluar la situación si resulta que el proceso de solicitud de Suecia se paraliza pendiente de mucho tiempo”, dijo Haavisto.

«No obstante, es todava demasiado pronto para adoptar una postura sobre cmo debemos proceder en todo este asunto», ha agregado. «Lo mayor será que sigamos discutiendo juntos, con Suecia y con Turqua, el ingreso en la Alianza, pero ahora mismo es necesaria una pausa de unas semanas en las negociaciones hasta que se aclare la situación».

El anuncio de Haavisto se produce tras la enrgica reaccin de Turqua a la quema de un Corn por parte del ultraderechista dans-sueco Rasmus Paludan frente a la legcin diplomtica turca en la capital sueca. Erdogan anunció que Turquía no apoya la admisión de Suecia como nuevo integrante de la OTANUna decisión que, por el momento, bloqueó para completar la adhesión sueca, es que el ingreso de nuevos pases requiere la aprobación de todos los Estados miembros.

“Quienes han permitido semejante ignominia frente a nuestra Embajada no pueden seguir esperando nuestra buena disposición para unirse a la Alianza”, manifiesta Erdogan en la tarde del lunes. «El Gobierno sueco debe mostrar respeto a la Repblica de Turqua ya la fe de los Musulmans. Si no lo hace, no tendr nuestro respaldo».

El último numerito de Paludan, un agitador abiertamente racista que ha especializado en quemar corazones en público -siempre bajo protección policial- y que ha presentado sin xito tanto en las elecciones suecas de 2022 como en las danesas de 2019, parece haber colmado la paciencia del directenteturco. Erdogan ya haba expreso con anterioridad su descontento por la negativa de Suecia a extraditar refugiados kurdos que Ankara consideraba «terroristas», como por la aparición en un puente de la capital sueca, a principios de este mes, de un mueco colgado por los pies qu’representaba a su persona.

Con menos de cuatro meses para las elecciones presidenciales y legislativas del 14 de mayo, al presidente turco le interesa aprovechar al máximo la tensión con Suecia para fortalecer su imagen de piadoso padre de la patria que vela por los intereses de la nación y del Islam, desviando como la preocupacion de los problemas politicos y economicos que atraviesan Turqua actualmente.

Aun as, Haavisto, el ministro de Exteriores finlands, no ha ocultado su irritacin por los problemas que estn causando los episodios con los coranes y los muecos: «Estos manifestantes están jugando con la seguridad de Finlandia y Suecia». El deseo de su Gobierno, y de la dirección de la OTAN, sigue siendo un ingreso al mismo ritmo, tanto en lo que refire a la planificación de la defensa común del norte de Europa como, sobre todo, a la seguridad del abastecimiento.

La posición geográfica de Suecia lo convertirá en miembro clave de la Alianza. A travs de su territorio pueden transportarse tropas, equipos y suministros para proteger, por ejemplo, a los pases blicos de una eventual agresin rusa. Por lo tanto, según indica el canal público sueco SVT, al secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg, no le habran gustado nada las palabras de Haavisto.

Sin embargo, tal y como apuntan numerosos analistas políticos nórdicos, la paciencia finlandesa no puede ser infinita, y este es el debate que el ministro finlands abre ahora. Una adhesión en solitario ne cesariamente una falta de solidaridad con Suecia, sino más bien una intención de encontrar la solución más pragmática en caso de que la turca negativa persistiera dentro de seis o nueve meses.

Aunque las declaraciones de Haavisto son poco concretas, se trata de la primera vez que un poltico de alto nivel se desva de la lnea de que Suecia y Finlandia van de la manotal y como seala la corresponsal de SVT en Helsinki, Liselott Lindström: «Suponen un giro significativo e introdujo un nuevo tono respecto a la adhesión a la OTAN. Para Finlandia es una cuestión existencial, mientras que para Suecia es más ideológica».

Cumple con los criterios de

El proyecto de confianza

cortar más

Por ubsab6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *