Era un ballet al que se había acostumbrado Jean-Pierre Jaubert, productor de lavanda en la meseta de Valensole (Alpes-de-Haute-Provence). Todos los días, entre junio y julio, “hasta veinte autobuses” Los turistas chinos se detuvieron frente a sus plantaciones moradas. Primer acto: sesión de fotos en medio de arbustos fragantes. Segundo acto: un recorrido por su tienda, en la que venden aceites esenciales, miel, cremas o bolsitas perfumadas con lavanda.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Los museos franceses se movilizan para recuperar a los turistas chinos tras la reapertura de las fronteras

Durante tres veranos, el ballet paró. « En unos pocos europeos, pero nunca superó los dos o tres autobuses al día”comenta este cultivador, que tiene en su equipo a un chino, Yi Shi, anteriormente el encargado de dar la bienvenida a este público. “En China, estos campos de lavanda se hicieron famosos gracias a una serie muy popular, lazos de ensueño [sortie en 2008] », ella explica. Huelga decir que Jean-Pierre Jaubert espera con impaciencia el regreso de estos viajeros.

A partir del 8 de enero, los turistas chinos, privados de viajar durante tres años, podrían volver a obtener una visa de turista y ya no estarán sujetos a cuarentena a su regreso. En Francia, esta llamada de aire genera grandes esperanzas: en 2019, 2,2 millones de chinos visitaron Francia. Viajes de cinco días en promedio, con ingresos reportados en 3.500 millones de euros por año por Atout France, o el 7% de los ingresos turísticos.

“Capital superpoblada, sucia y peligrosa”

Este regreso será gradual, aunque solo sea por cuestiones de visa u obtención de un pasaporte, cuya emisión fue suspendida. “Los turoperadores no volverán antes de finales de 2023 o 2024”predice Vanguélis Panayotis, de la firma especializada en hoteles MKG.

Pero todo apunta a que Francia, que hasta ahora era el primer destino de los turistas chinos en Europa, podría verse atraída. «Francia, para los chinos, es la alteridad absoluta, es exótico, observa Elisa Cousseran, profesora de Inalco, que durante varios años organizaba viajes a Francia para el público chino. Se asocia a su herencia, romanticismo, cierto arte de vivir, en definitiva, una imagen glamurosa. Muchos ven a Francia a través de un filtro muy hollywoodiense. »

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Asia, entre la cautela y las ganas de ver volver a los turistas chinos

En el top 3 de los sitios presentados están la Torre Eiffel, el Louvre, el Arco del Triunfo. Una de las características de esta clientela es que gasta mucho: 191 euros al día, por persona, de media (frente a los 138 euros del resto de turistas internacionales). Los grandes almacenes y las cadenas de perfumerías se están aprovechando de ello. Normalmente, en Galeries Lafayette y Printemps en Boulevard Haussmann en París, casi el 50% del negocio proviene de extranjeros.

Te queda el 63,61% de este artículo por leer. Lo siguiente es solo para suscriptores.

Por ubsab6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *