Stiempo de cerveza en Frisco. Una bomba ciclónica arroja torrentes de lluvia sobre el Golden Gate y toda la costa oeste de los Estados Unidos. Se insta a los residentes a protegerse y los expertos anticipan inundaciones y deslizamientos de tierra. A fin de cuentas, esta es la impresión que surge del sector tecnológico que ha hecho la fortuna de California. Mientras que en Las Vegas, los asistentes a la feria de electrónica tratan de sentirse cómodos frente a los nuevos aparatos, en otros lugares, el sector hace muecas.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores CES en Las Vegas quiere salirse del todo-gadget

Amazon anunció así, el miércoles 4 de enero, su intención de recortar 18.000 puestos de trabajo. Por su parte, el gigante de TI Salesforce, cuya torre de 70 pisos domina la Bahía de San Francisco, el mismo día era parte de su intención de desprenderse del 10% de su fuerza laboral, u 8,000 personas, y de cerrar varias de sus oficinas en torno a el mundo.

Y estos son solo los últimos anuncios. A lo largo del año 2022 se anunciaron más de 80.000 recortes de empleo en este sector a raíz del desplome bursátil de casi todas las empresas del sector en 2022. La Bolsa de Valores Nasdaq, en la que cotiza la mayor parte de ellas, ha perdido casi un tercio de su valor en un año.

explicación sencilla

Por primera vez, estrellas del sector como Facebook, deben anunciar descensos en la facturación. La Consumer Technology Association, que organiza la feria de Las Vegas, estima que los ingresos del sector tecnológico en Estados Unidos (coches, televisores, aplicaciones móviles, etc.) caerán hasta los 485.000 millones de dólares en 2023 (457.000 millones de euros), frente a 512 mil millones en 2021, un año récord.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Datos personales: Meta convoca a cambiar sus prácticas en Europa

Esta situación contrasta extrañamente con el resto de la economía americana que, a pesar de la subida de tipos de interés y la inflación, está funcionando a pleno rendimiento y luchando por encontrar empleados. Mientras que solo en noviembre de 2022, las estrellas tecnológicas anunciaron más de 50.000 recortes de empleos, las empresas del país, todas las actividades combinadas, contrataron a 260.000 personas más.

La explicación es sencilla. Cuando la pandemia y sus bloqueos pusieron de rodillas a la economía tradicional, todo el sector tecnológico se benefició del auge de las videoconferencias, las películas y las compras desde el hogar. El volumen de negocios y las valoraciones bursátiles explotaron. Resultado, contratar con una venganza para mantenerse al día con la demanda.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores “En tecnología, hay una larga historia de éxitos y fracasos”

Salesforce empleó a 50.000 personas en 2020. Ha crecido a 80.000 en dos años. Amazon, por su parte, ha contratado a cientos de miles de personas adicionales. “Sobrecontratamos”, reconoce Mark Benioff, CEO de Salesforce. Desde 2022, han ido en sentido contrario al resto de la economía. Una burbuja reventada.

Te queda el 10,95% de este artículo por leer. Lo siguiente es solo para suscriptores.

Por ubsab6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *