Actualizado

Richard Sharp debería sentir en estos momentos algo parecido al temblor del portero ante el penalti. El presidente de la BBC luchaba por parar bajo los palos el primer escándalo -por su papel de intermediario en un prstamo personal a Boris Johnson- cua

Hazte Premium desde 1€ la prebase my

Aprovecha esta oferta por tiempo limitado y accede a todo el contenido web