Lucas (7) y Sebastián (13) montaron un juego de PlayStation con un conductor ebrio que perdió el control de su Chevrolet Meriva de alta velocidad en Villa Trujui.

Lucas (7) y Sebastián (13) Rodríguez establecieron un juez en la casa de Villa Trujui, en Moreno. Eran cerca de las 5.30 de la mañana cuando sintieron el impacto: el Chevrolet Meriva golpeó la pared y los aplastó. El más chiquito, Junior, madurado en el instante. Sebastián llegó gravísimo al hospital y pasó poco después.

El director, Gastón Emanuel Ramírez (42), abordó la confusión para escapar, pero los vecinos lo encontraron y lograron detenerlo.

Todo empezó cuando Ramírez, que iba por la avenida Roca a una velocidad mucho más alta que la permisida, perdió el control de la Meriva.

Roca divide el partido de Moreno con San Miguel, al oeste del Gran Buenos Aires. A la altura de la calle Quilmes, en curva, el vehículo chocó primero contra una parada de colectivos. Arrancó un lateral de raíz y siguió de largo hasta impactar con una casa a la altura del 1817.




El desfile de colectivos que chocó el auto antes del impacto contra la casa. Foto Rolando Andrade Stracuzzi.

Fue tanta la fuerza con la que chocó que derribó una pared entera y hasta tuvieron que apuntalar el techo para que no se cayera el resto de la construcción.

El living de la casa quedó destrozado y se desató una tragedia: Lucas y Sebastián se deshicieron del juego en PlayStation en el comedor y terminaron muertos. Había otro amiguito con ellos, que sólo tenía heridas superficiales.

El resto se salvó porque dormía en las habitaciones, pero tuvo que escapar de la casa debido a que corría riesgo de derrumbe.

La casa quedó destruida.  Foto Rolando Andrade Stracuzzi.


La casa quedó destruida. Foto Rolando Andrade Stracuzzi.

Ladrillos, escombros y gritos invaden la cuadra hasta que los vecinos se acercaron a ayudar a Mariela, que vive allí con sus siete hijos (cuatro mayores de edad y tres pequeños). El más chiquito murió primero, a pesar de los intentos de reanimarlo en el lugar.

El más grande había quedado debajo del auto y tuvo que rescatarlo. Tardaron más de dos horas en poder trasladarlo al hospital, donde finalmente murió antes de que pudiera dañar una resonancia.

Mientras la desesperación por salvar a los chicos invade la escena, el director aprobó el desconcierto para escapar. Se fue caminando y dejó su auto abandonado, con los documentos en el interior.

Más allá de que estaba identificado y el vehículo a su número, los vecinos describieron la ropa y las características físicas del conductor. Lo encontramos a 12 cuadras de la escena, en Bella Vista, partido de San Miguel.

Ramirez vive apenas a ocho cuadras de la casa de la familia que destrozó este domingo por la mañana. El padre de las víctimas lo conoce del barrio, confía en un Clarín.

Justo en la calle Quilmes, en la esquina del lugar donde impactó, tenía que doble para llegar a su domicilio, pero lo hizo a tal velocidad que resultó una tragedia.

Un conductor ebrio perdió el control del vehículo y se estrelló contra una casa en Moreno.  Mató a dos nenes de 7 y 13 años e hirió a otro.


Un conductor ebrio perdió el control del vehículo y se estrelló contra una casa en Moreno. Mató a dos nenes de 7 y 13 años e hirió a otro.

Al capturarlo, los vecinos lo golpearon para retenerlo, por eso también tuvo que ser trasladado al hospital.

Los investigadores estiman que no es una hora después del impacto que la realización de una prueba de alcohol en sangre da positivo: tenía 0,64 gramos de alcohol en sangre. Desde este año rige en la Provincia la ley que establece una tolerancia cero para todas las conductas.

«Lo hicimos el prueba de alcohol en sangre y dio positivo. Así que toda la información quedó en manos de la Fiscalía, certifico que llegó a una velocidad muy alta. Todavía no sabemos que le hizo perdedor el control del auto que terminaron esta desgracia. Lamentablemente por el hecho, dos chicos de 7 y 13 años perdieron la vida”, informó Juan Manuel Ciucio, secretario de Seguridad de Moreno.

El momento anterior al impacto del auto contra la casa, en Moreno.  Captura de video


El momento anterior al impacto del auto contra la casa, en Moreno. Captura de video

El caso quedó en manos del fiscal Leandro Ventricelli, de la UFI N° 1 de Moreno, quien solicitó el relevo de las cámaras de seguridad de la zona allí solicitó la detención de Ramírez.

Ventricelli lo imputó por double homicidal culposo agravado por el exceso de velocidad, por la cantidad de víctimas y por conducta temeraria. También, por manejo alcohólico.

«Hoy 8/1 a las 7 am (NdR: fue a las 5.27) se metió este HDP en la casa de mi tía. El arrebató la vida volvió a poner a primos, Junior y Seba. ¡Se quiso dar a la fuga! Pedimos colaboración para solventar los gastos funerarios y poder reconstruir su casa«, publicó Alejandro Cabrera, el primo de las víctimas, en sus redes sociales, junto a un alias para recibir donaciones, un número de Mariela Zarza (47), la mamá de las víctimas: balde.molde.codeo.mp

El posteo de un familiar de las victimas.


El posteo de un familiar de las victimas.

En diálogo con Clarín, el joven contó: «Ya estaban de vacaciones, por eso se quedaron jugando. Había nueve personas en total: mis siete primos, mi tía y un amiguito de mi primo, que tambiénn herido resultó pero solo lesiones superficiales».

«El resto dormía en las habitaciones. Cuando levantaron, se encontraron con los nenes chicos más arrollados y la casa que se démoronaba, así que salieron. Mi tía está muy mal, ella vio a los cuerpos de mis primos y luego tuvo que esperar a que saquen a uno de abajo del auto. Tenía la cadera fracturada y estaba todo golpeado», describe.

DD-EMJ

Mira también

Por ubsab6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *