Por una neumonía avanzada, Nicolás Soto (30) fue internado de emergencia tras octavos de final. Reaccionó 9 días después de la final con Francia y Medicina el contó de la conquista de Messi en Qatar.

Nicolás Soto Tiene 30 años y vive en Neuquén. Pero pasará el tiempo y la historia dirá que fue de los pocos argentinos que se perdió los últimos tres partidos del Mundial Qatar 2022 que consagraron a Argentina luego de más de tres décadas y medios. ¿Qué pasó en el medio? Una internación inesperada que lo dejó en coma farmacológico luego del partido de octavos de finale. Cuando despertó, recibió la mayor noticia: «Somos campeones del mundo».

El joven nunca tuvo problemas de salud. Después del emocionante encuentro con Australia en tierras árabes, sentí un fuerte dolor en el omóplato derecho. La molestia no se iba y recurrió a un médico. Los estudios arrojaron que tenia una neumonía avanzada: ya había tomado todo un pulmón. El otro, presentó un coágulo y un derrame. Lo internaron de emergencia en el Hospital de Cipolletti.

atravesado cirugías de espalda para hacerle frente a las infecciones y fue sometido a una traqueotomía. Sólo tenía fuerzas para respirar en un 20%, el resto lo completó asistido por el respirador artificial.

Liliana Herrera, su mamá, lo acompañó en todo momento y siguió toda la evolución junto a Eros, no hace 11 años que se perdió junto a su papá la definición dramática con Países Bajos, la goleada frente a Croacia, la epopeya final ante Francia y los festejos a lo largo y ancho del país.

Llegó la Navidad. Nicolás seguía con los ojos cerrados. Las cadenas de oración y el apoyo de familiares y amigos no cesaban. Era una manera de darle fuerzas. Toda esa energía allego antes de fin de año.

Fue la mañana del 27 de diciembre cuando el joven reaccionó y no sabía dónde estaba. Lo primero que vio fue a una medica terapista que lo acompañó en la sala. Primero lo preguntó si se acordaba cómo se llamaba. Asintió con un pequeño movimiento de cabeza.

Después de explicar por todo lo que pasó, el consultó si le gustó el fútbol. Todavía sosegado por los efectos médicos, reparado emit una modesta respuesta afirmativa. «Tengo que darte una buena noticia. Somos campeones del mundo»exclamó el profesional.




Nicolás Soto saluda a su familia, tras recibir el alta médica. Foto: LMNeuquén

Lo invadió la emoción. Y brotaron lágrimas de sus ojos. La felicidad fue doble. Y la medica comenzo a mostrar unos videos de una imagen mas que esperaba: Messi gana la Copa del Mundo.

«Llegué hasta Australia. Después ya se me apagó la tele»bromeó Nicolás, en diálogo con Telefé. Dijo que llegó a comprarse la camiseta de la Scaloneta, pero pudo usarla apenas en una ocasión. «Cuando desperté, no sabía dónde estaba ni cómo había llegado a la clínica. De a poco me fueron cayeron las fichas. La doctora me aconsejó que habíamos sido campeones del mundo y fue medio raro. Our largamos a llorar y fue bastante loco«, agregado.

Nicolás pasó Año Nuevo en la clínica para seguir controlado y recibió el alta durante los primeros días de 2023. Cuando salió del centro médico, se encontró con un cálido recibimiento de su familia. Globos celestes y blancos, y un cartel qu’rezaba: «Sos nuestro campeón del mundo».

Nicolás Soto tuvo un emotivo recibimiento al salir del Hospital.  Foto: LMNeuquén


Nicolás Soto tuvo un emotivo recibimiento al salir del Hospital. Foto: LMNeuquén

Su madre describe este momento: «Lloraba y se abrazaba también con Eros, y lloraban todos los empleados de la clínica». En diálogo con LM Neuquéncontó que su hijo «nunca había visto a un campeón argentino, y estaba ilusionado por este Mundial porque era el primero que iba a compartir con Eros, que ya está más consciente para disfrutar del fútbol».

Nicolás, quien trabajaba como guardián de mantenimiento en una cooperativa, no pudo ver los encuentros pendientes apenas llegué a su casa. A primero suyo no lo dejo. «Tengo un primo que está medio loco, es fanático y no me dejó porque me dijo quería que los veamos todos juntos», dijo, con una amplia sonrisa dibujada en su rostro.

La historia se volvió viral en las últimas horas, pues un usuario de Twitter informó que “despertó a un paciente después de semanas de estar en coma y se acaba de enterar de que salimos campeones”. Rápidamente, la cantidad de likes y retuiteos fueron en aumento.

Un usuario reclamó que no se haya filmado ese momento, mientras que otro bromeó: «Avisale cuando le den el alta que lo pasamos a buscar y vamos todos a festejar de nuevo al Obelisco», bromeó un usuario. Otro le reclamó que no haya filmado ese momento.

Is that the algarabía por haber conseguido la tercera estrella parece no tener fin. Y el ya clásico «Muchachos, ahora nos volvimos a ilusionar…» retumbará por estas horas en los oídos de Nicolás, una y otra vez. Cuenta saldada.

Mira también

Por ubsab6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *