El camino hacia las cumbres será accidentado para Les Bleues. Golpeadas por Serbia (62-68), el martes 27 de septiembre, en el último partido de la fase de grupos del Mundial, las jugadoras de la selección francesa de baloncesto femenino se complican la tarea para el resto de la competición. Ya clasificadas para cuartos de final, las compañeras de Marine Fauthoux (11 puntos y 4 asistencias) se enfrentarán a China en cuartos de final. Así lo decidió el sorteo realizado el martes cuando los Blues vencieron a los estadounidenses, tres veces campeones defensores.

Los franceses habían sido derrotados por los chinos (103-70) durante el torneo de clasificación para la Copa del Mundo en febrero en Belgrado. Los cuartos de final se programarán (en horario francés) a las 4:00 a. m., 6:30 a. m. o 10:00 a. m.

Los franceses sabían que una victoria contra Serbia les abriría una mesa más asequible. Para evitar que los equipos estén calculando en su juego en los últimos partidos de la fase de grupos, la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) ha activado un sorteo para las fases finales, en el que tienen garantizado el triunfo los dos primeros de cada grupo que se enfrenten al tercero o cuarto de el otro grupo Pero tras su derrota ante Canadá, Les Bleues encajó una segunda derrota (en cinco partidos) ante su máximo rival continental.

“Será una pelea, tendremos que estar tranquilos. Cuando jugamos contra ellos, eso es lo que nos falta». advirtió la capitana tricolor, Sarah Michel, antes del encuentro. Porque los jugadores de Blues y Balkan se conocen muy bien. En 2021, las serbias ganaron en la final de la Eurocopa, antes de ver a las compañeras de Sandrine Gruda -ausente en el Mundial por lesión- ganar en el partido por la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio. Ampliamente renovados, por lesiones y retiros internacionales, los dos equipos pretendían continuar con sus explicaciones en este crucial partido del Mundial de Australia. “Cuando conoces la rivalidad Francia-Serbia, va a ir muy duro, pegado desde el principio, advirtió Marine Fauthoux. Queremos ganar todo. »

Lea también: Baloncesto: en la Copa del Mundo, Les Bleues en lo desconocido pero no sin ambiciones

China o Estados Unidos probablemente en cuartos

Pero ante la Serbia entrenada por Marina Maljkovic, hija del campeón de Europa de 1993 en el banquillo del Limoges Bozidar Maljkovic, los franceses no pudieron reproducir este martes su actuación de la víspera, ante las subcampeonas olímpicas japonesas (67-53). Llevada por la líder de origen estadounidense Yvonne Anderson (18 puntos), las serbias han calmado el ardor de la Azul. Liderados durante todo el partido, pero volviendo a tocar con Serbia varias veces, los jugadores de Jean-Aimé Toupane perdieron pie al final del segundo y tercer cuarto.

Una vez más, los Blues han pecado por su preocupación crónica desde el inicio de la competición: los rebotes. “Jugamos un deporte de posesión, así que cuando un tiro de dos le das la oportunidad al oponente de recuperar el balón, te la pasas defendiendo”, insistió Jean-Aimé Toupane el lunes. Con 44 rebotes concedidos a los serbios (incluidos 16 ofensivos) contra solo 25 recepciones tricolores, sus tropas fueron dominadas en gran medida el martes. Y si el partido se jugó en los últimos segundos, en un improbable tiro de Sasa Cado -hasta entonces mudo en 3 puntos- desde 9 metros con la pizarra, los Blues dejaron demasiadas oportunidades en el camino para esperar más.

Privados de muchos ejecutivos (incluidos Sandrine Gruda, Endy Miyem, Marine Johannès, etc.) para esta competencia, los socios de Gabby Williams se han salido de un grupo extremadamente difícil y jugarán los cuartos de final de la Copa del Mundo de Australia contra China. , que ha impresionado desde el comienzo de la competencia.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores La jugadora de baloncesto estadounidense Brittney Griner, premio de guerra de Moscú

Por ubsab6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *