SEGUIDORES EXCLUSIVOS

Lama «Mirador Santos» y tiene capacidad para 500 personas. Funciona en el mismo edificio de la mítica discoteca.

«Esto es como volver a 2016», dice el chico de remera blanca que ya empezó a moverse al ritmo de “Salió el sol”, una canción de los años 2000 del cantante puertorriqueño Don Omar. Está con cinco amigos en lo que supo ser la parte trasera de la mítica club nocturno kude Pinamar: el mismo boliche donde tuvo que colarse hace diez años -hoy tiene 26- porque era menor de edad.

Sigue en disuso el resto de la mole blanca que tiempo atrás albergaba al boliche que marcó el pulso de la noche en la Costa por décadas. Pero en este espacio con capacidad para unas 500 personas comenzó el viaje en el tiempo, con la propuesta «Mirador de Santos» inaugurado oficialmente al final de la semana.

«Es bastante similar a la estética de ese entonces, aunque antes por ahí tenía otra euforia en esa época», opinó Pedro Núñez de Arco y dijo que hay que darle «un rato» para ver si la cosa «levanta». Cerca de las 3 de la mañana el boliche suma menos de un centenario de personas, incluidos los invitados.

Otro chico, hacen muchos adolescentes, se dirigió a la entrada del parador Boutique que se inauguró con el desfile de Fer Palacio. El egreso de ese boliche se ubica a solo metros de la entrada de Mirador Santos, cuyo número remite a poco a la ubicación dentro de lo que era Ku Pinamar, del lado con vista a la playa.




Un cartel preparado para las fotos recibe a los chicos en el «nuevo» Ku. Foto Germán García Adrasti / Enviado Especial

Del otro lado, sobre la calle Quintana, una parte del edificio fue demolida en septiembre de 2022. El frente se observó más prolijo pero todavía vacío, salvo en una esquina, donde hace algunos años está la sala de juegos de escape “Scape Room Pinamar ”.

El futuro del resto del edificio todavía es incierto. El complejo, así como la discoteca Boutique, pertenece al grupo Energy Group SA, vinculado al abogado Víctor Stinfaleque representó legalmente a figuras como Diego Maradona o Luis «El Gordo Valor», y quien fuera sobreseído por falta de pruebas en la causa Time Warp, en el que se lo acusaba de haber facilitado la venta de drogas.

El grupo dice que los emprendimientos nocturnos están concesionados, aunque la revista Noticias Reveló esta semana que los empleados del carguero reconocen a Stinfale directamente como un «jefe».

Pedro posó con sus amigos, contento por volver a lo que conoció como Ku.  Foto Germán García Adrasti / Enviado Especial


Pedro posó con sus amigos, contento por volver a lo que conoció como Ku. Foto Germán García Adrasti / Enviado Especial

Algunas versiones apuntan todavía a que, una vez que se llegue a un acuerdo con el municipio, Energy Group SA reactiva el proyecto de demolición el lugar para montar un hotel cinco estrellas, una iniciativa con tantos aliados como detractores.

Una fuente que trabaja en Mirador Santos dudó sobre esa hipótesis: “Pará mí no hay chances de un hotel acá. , asintió en diálogo con Clarín.

-¿Pero no es un desperdicio tener todo eso sin utilizar?

-¿Are your no tenés un par de zapatos en ta casa que no usás pero guardás igual? Bueno, cada uno es lo mismo, pero según el tamaño de su patrimonio. Lo único que cambia es la escala.

"Mirador Santos", en Pinamar, su capacidad para 500 personas.  Foto Germán García Adrasti / Enviado Especial


“Mirador Santos”, en Pinamar, tiene una capacidad para 500 personas. Foto Germán García Adrasti / Enviado Especial

Una chica de top y jean shorts de unos veinte años pide a una amiga que el tome fotos de espaldas tenga un cartel luminoso con forma de alas. A costado, unos chicos de Avellaneda de entre 18 y 20 años bailan en la pista que recién empieza a llenarse. “Es la primera vez que salgo esta temporada, pero me sorprendió el lugar. Está lindo”, cuenta.

Ku Pinamar, símbolo de los 90

El boliche Ku/El Alma fue inaugurado en 1992, con capacidad para 10.000 personas y, en su apogeo, en lo más alto del espectro político, la cultura y el espectáculo de la era “Pizza con champagne”, como Guillermo Coppola, Carlos Menem Jr., Moria Casán o Charly García.

L'escalera de entrada recibe a los chicos +23 con luces de colores en Mirador Santos, Pinamar.  Foto Germán García Adrasti / Enviado Especial


L’escalera de entrada recibe a los chicos +23 con luces de colores en Mirador Santos, Pinamar. Foto Germán García Adrasti / Enviado Especial

La discoteca vino con problemas económicos hace algunas temporadas, pero 2016 fue el último verano, con solo unas fechas, tras la tragedia de Time Warp, en la que apareció cinco jóvenes en un predio de Costa Salguero.

La idea del nuevo proyecto, “Mirador Santos”, tiene menos pretensiones. El encargado del lugar, así como de Boutique, explica una Clarín que el semáforo tiene capacidad para 500 personas y que la idea es que convoque a un público de “24 o 25 años para que llegue”, a diferencia de Boutique, dando la entrada para adolescentes de 18 a 23 años.

Mirador Santos tuvo su primera prueba de fuego en la madrugada del 1° de enero con una fiesta de Año Nuevo con entrada de $ 4,000. Desde este viernes 6 de enero quedó oficialmente inaugurado como boliche, con entrada de $2,500 para chicos y costo bono para chicas.

Pinamar. Envío especial

mg

Mira también

Por ubsab6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *