1985, el año de plomo que cubrió Bélgica de sangre

Los asesinos de Bravante nunca fueron detenidos y se sospecha que usaron el caos y el terror para propiciar un golpe de Estado Leer