El empresario nigeriano Aliko Dangote, el hombre más rico de África (con una fortuna estimada en 18.200 millones de euros), lleva varios años planteándose comprar un club de fútbol europeo. En 2016 y luego en 2021, el multimillonario había intentado, sin éxito, hacerse con el Arsenal, una de las joyas del fútbol inglés, del que es un gran seguidor.

El empresario no ha renunciado a su ambición de convertirse en el único africano propietario de un club europeo desde que el egipcio Mohamed Al-Fayed vendiera el Fulham (Inglaterra) en 2013. Tal y como anunció en abril el log El equipo, ahora está interesado en el Valenciennes FC (VAFC), que juega en la Ligue 2 francesa. Eddy Zdziech, el presidente del club, confirmó entonces al diario deportivo que estaba listo para vender, asegurando que existían contactos entre las dos partes.

Dos meses después, el expediente para la posible toma de control de Valenciennes parece estar en proceso de finalización. Representantes de Aliko Dangote han puesto una primera condición no negociable, la de ver evaluado al Valenciennes en la Ligue 2 para la temporada 2023-2024. A dos días del final del campeonato, el equipo norteño ocupa el 14mi lugar en el ranking pero aún no está garantizado que se mantenga. Ambas partes también deben acordar un precio. «El valor del club se estima en 15 millones de euros, suma a la que hay que sumar unos buenos diez millones de euros para saldar las deudas», dice un accionista de VAFC. En caso de venta, Eddy Zdziech deberá renunciar a la presidencia del club.

Lea también: En Nigeria, el grupo de la multimillonaria Aliko Dangote inaugura una megarrefinería

En abril, la revista Emprender había señalado el papel que juega en el asunto Jean-Louis Borloo, ex ministro de Jacques Chirac y luego de Nicolas Sarkozy. El ex alcalde de Valenciennes (1989-2002) y presidente del club está al frente de la fundación Energies pour le monde, activa en África, y conoce personalmente a Aliko Dangote. “Él está al tanto de las discusiones, porque está en contacto con el señor Dangote. Incluso podemos suponer que si este último está interesado en Valenciennes, no es por casualidad. Cierto es que es un club con historia en el fútbol profesional francés, que tiene un estadio reciente, pero en Francia hay otros. [Saint-Etienne et Dijon, notamment] que es probable que se vendan”, explica Luc Arrondel, director de investigación del CNRS, profesor de la Escuela de Economía de París y especialista en economía del fútbol. Según una fuente cercana al nigeriano, está estudiando otras vías por si falla la que conduce a Valenciennes.

Ambición Ligue 1

El empresario no retendría, según nuestra información, está inspirado en el llamado método de » comercio «consistente en comprar, a ser posible no demasiado caro, jóvenes promesas y exponerlas a nivel profesional para revenderlas, uno o dos años después, con un fuerte valor añadido. “El trading te aleja del proyecto deportivo y te puede hacer perder dinero, porque es un sistema de riesgocontinúa Luc Arrondel. Si compra Valenciennes, Aliko Dangote probablemente confiará en el centro de formación, que funciona bien, porque es consciente de que la formación francesa es una referencia en el mundo. Ganará algo de dinero vendiendo jugadores entrenados en clubes.. Con, a largo plazo, la ambición de volver a la Ligue 1.

El multimillonario quiere comprar otros dos clubes a medio plazo en el top 5 de países europeos (Alemania, Inglaterra, Francia, España, Italia). Una de las operaciones también estaría finalizada, según un amigo cercano de Aliko Dangote. “Es un hombre que ama el fútbol. Cuando tienes una fortuna como la suya, comprar un club por 15 o 20 millones de euros es una inversión razonable. Se divierte y tratará de obtener resultados, lo cual es bueno para la notoriedad y para no perder dinero, algo que sucede muy a menudo en el fútbol.añade Luc Arrondel.

Lea también: Aliko Dangote, el nigeriano que hizo fortuna sin tocar el petróleo

La adquisición de uno o más clubes en Europa podría permitir a Aliko Dangote «hacer prosperar otros mercados en relación con sus múltiples actividades», según el economista: “Es una hipótesis plausible, porque sigue siendo un hombre de negocios. » Aunque obtiene más del 80% de sus ingresos de las cementeras, el sexagenario está al frente de un grupo que opera en diversos sectores como el inmobiliario, agroalimentario y ahora petrolero, con la reciente inauguración de un mega -refinería en la Zona Franca de Lekki, en las afueras de Lagos.