Actualizado

La renuncia de la ministra de Produccin, el sptimo cambio ministerial en menos de dos meses, devuelve a la presidenta a la realidad de un Per en crisis

Manifestantes lanzan piedras a la policía antidisturbios en Lima, este martes.AFP
  • América Latina El pulso prosigue en Per tras el fracaso de la toma de Lima

La renuncia de Sandra Belande, ministra de Producción, a devuelto a la realidad a la presidenta Dina Boluarte, atrapada en el callejn sin salida from the peru crisis. La mandataria presenci compriso cmo en la noche del martes las protestas violas regresaron al centro de Lima, muy cerca de la Casa de Pizarro.

Se tratara del sptimo cambio ministerial en menos de dos meses, que además no sea el último, segn adelantan filtraciones que llegan desde dentro de los propios ministerios. La posición de dureza de Boluarte, además comparecencia ante la prensa extranjera, contraste con lo publicado por el diario La republicaque desvelar que el presidente pretende imitar ocasiones posteriores pero que fue convencida a última hora por su primer ministro y hombre de confianza, Alberto Otrola.

El propio premier acudi el martes al Congreso para presentar un proyecto de ley que adelantara las elecciones generales, tanto presidenciales como parlamentarias, para este mismo ao, y no para abril de 2024, como se haba proyectado. La idea será convocar la primera vuelta electoral en octubre, la segunda en noviembre y el cambio de mando para Navidad.

Los intereses politicos y personales de los diputados del Congreso, las organizaciones ms criticadas hoy en el Per, hacan peligrar incluso la celebracion de los comicios el ao que vieneEn una apuesta suicida por acabar la actual legislatura en 2026, tal y como estaba previsto cuando Pedro Castillo accedi al poder en 2021. Algo que hoy parece muy alejado de la realidad.

La profunda crisis política y social provocada por el golpe de Estado fallido del candidato del partido marxista leninista Per Libre (PL) se ha cobrado ya la vida de al menos 60 personas, eventos de representación y violencia. Distintos organismos calcularon que durante los enfrentamientos cayeron 45 civiles, la mayora por los proyectiles disparados por policías y militares, un suboficial muri quemado vivo por una turba y otras 14 personas quedaron atrapadas hasta la muerte en los blocos de carreteras levantados por los manifestantes. Entre ellos cuatro emigrantes haitianos, que sufrieron «afecciones pulmonares» a 4.000 metros de altura y que no pueden recibir atención médica.

«El Per es una vez más en llamas, con un gobierno que no tiende puentes y que piensa que la represin es la nica solucin y una oposición con justas demandas pero infiltrada por fuerzas violentas que se niegan a dialogar”, resumen de la historiadora Carmen McEvoy.

Cumple con los criterios de

El proyecto de confianza

cortar más

Por ubsab6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *