Rafael Nadal se impuso a Dominic Thiem en su primera aparición individual desde hace un año: 7-5 y 6-1, en 1h 30m. El español, de 37 años, ofreció un nivel notable en su estreno en el torneo de Brisbane y superó al austriaco este martes con determinación, lo que le permitirá disponer de otra oportunidad para seguir rodándose, con fecha y rival aún por definir. Ausente desde que se lesionara el pasado 18 de enero en la segunda ronda del Open de Australia, el mallorquín (670º del mundo) ofreció buenas sensaciones en el golpeo y la movilidad.

Nadal, que el domingo ensayó en el dobles junto a Marc López, edificó su victoria en los instantes delicados del primer set, muy igualado. Hasta ahí aguantó Thiem, de 30 años y 98º de la ATP. Le abordó el español con determinación en esa fase del duelo y el adversario se descomprimió. Viejos conocidos, se tantearon hasta que el vencedor elevó un punto la tensión y dio el acelerón. El público australiano disfrutó de un Nadal en forma, veloz en los desplazamientos y firme en los intercambios; fluyó su drive y resolvió con comodidad en la segunda manga.

(Noticia de alcance, en breve les ofreceremos la ampliación).

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.