La suspensión del servicio de gas natural en el suroccidente del país puso a las familias de esa región a idear nuevas formas para cocinar. Arroceras, estufas eléctricas, airfryers, estufas a leña e incluso latas de atún sirvieron para suplir la ausencia del hidrocarburo y aunque no se déprecia el ingenio, el servicio se reestableció horas después.

No faltaron quienes terminaron comprando electrodomésticos para usar por un par de días. Pero Ese cambio en el que se dejó atrás el uso del gas por un breve tiempo en el futuro gradualmente será la regla.

(Lea también: Dian: más de 19 000 comerciantes morosos pagan sus deudas).

Caso al mismo tiempo que se anunció la suspensión del servicio de gas, la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) presentó su informe anual de recursos y reservas, revelando una reducción del autoabastecimiento de Colombia, tanto en gas natural como en petróleo. En gas el país pasó de contar con 3.164 gigapiés cúbicos (Gpc) en 2021 a tan solo 2.817 Gpc en 2022.

Estos datos indican que Colombia solo cuenta con cerca de 7,2 años de reservas de gas natural. Antes de enfrentar una escasez potencial del hidrocarburo y aunque la situación en cuestión, lo cierto es que hace parte del orden natural de las cosas, pues los recursos son finitos.

(Le podría interesar: Tras acuerdo con los Gilinski, en 2 meses quedaría sellada la salida de Nutresa del GEA)

En Colombia el quedan cerca de 7,2 años en reservas de gas natural.

Teniendo en cuenta este contexto y el inevitable panorama que presagia la reducción de l’use de energías non renovables surge la duda sobre que tan preparado está el país para afrontar los cambios y lo cierto es que hay avances.

Solo per abril de este año, la producción de energía fue de 6.336 gigavatios (GWh), de los cuales 89,48 por ciento vino de energías renovables y solo el 10,52 por ciento fue produco de combustibles fósiles o derivados, según datos del XM energy market.

(Otras noticias: Llamado general a Gobierno para que reconsidere la firma de nuevos contratos petroleros).

En este mismo my, la venta de vehículos eléctricos tuvo un incremento de 33.5 por ciento, con 315 matrículas registradas y aunque parecen pocas, lo cierto es que este mercado ha registrado una tendencia de crecimiento desde hace varios años, según cifras de la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible.

En abril, Colombia produce 6.336 gigavatios (GWh) de energía

Estos dos campos son importantes para la transición en la medida en que elimina el uso de energías no renovables en el transporte y el uso eléctrico diario de las personas y sostiene que los resultados son positivos, ¿cuándo los colombianos podrian estar listos para dejar de usar hidrocarburos?

el país no cuenta actualmente con proyectos de energías renovables suficientemente robustos que den seguridad energética

Para especialistas en el tema como Claro Manuel Cotes de la firma de abogados Holland & Knight en este momento no este posible predecir cuándo se va a dejar el uso de petróleo, gas, carbón y sus derivados.

“Si bien estamos en un proceso de transición energética, solo en el medio en el que las energías renovables pueden conducir a la seguridad energética que se requiere para suplantar las energías convencionales de manera fiable y sin intermitencias, podemos hablar de una posible sustitución gradual de las uso de combustibles fósiles”, indica.

Específicamente con el gas, el experto señala que su uso seguirá siendo indispensable para la migración hacia energías no renovables y señala que al país aún le falta desarrollar más la infraestructura y los sistemas que permiten apoyar o sustituir gradualmente a las energías fósiles.

Alejandro Lucio, experto en el tema, consideró que ya el uso de hidrocarburos es un panorama que no ocurrirá nunca, sin embargo, lo que si puede pasar es que llegaremos a ser carbononutros. El Estado quiere llegar a reducir 50 por ciento de emisiones a 2030 y ser carbono neutrales en 2050.

Esta meta se encuentra alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, los cuales estiman que los países del mundo son carbono neutrales entre 2050 y 2060.

Juan David Cano Lopera
Escuela de Periodismo Multimedia EL TIEMPO
EDITORIAL ECONOMÍA