Su cuerpo fue encontrado en la ladera del cerro Otto y pudo ser reconocido por la documentación que tenía entre sus pertenencias. Había llegado a la ciudad por una oportunidad laboral.

El cuerpo de Enzo Maximiliano Bonabello, un santafesino de 36 años que vivía en la localidad rionegrina de Bariloche por motivos laborales y estaba desaparecido del 24 de febrero pasado, fue hallado este sábado en la ladera del Cerro Otto por personal del área de Investigaciones Judiciales de la Policía de Río Negro.

El Ministerio Público Fiscal de Río Negro informó a través de su sitio web que para la documentación que portaba entre sus pertenencias se podría señalar que se trató del joven buscado, y que el fiscal jefe junto a las profesionales de la oficina de asistencia a las víctimas, será visto con uno de los familiares que estarán presentes en la ciudad.

Durante la tarde de este sabado la autopsia tuvo lugar para determinar la causa de la muerte y develar los indicios de criminalidad seguiré trabajando en el área de criminalidad en la policía de Río Negro.




El cuerpo fue encontrado en la ladera del cerro Otto.

En declaraciones periódicas, Juan Bonabello, hermano de Enzo, contó que el hombre Había llegado a Bariloche por un trabajo en un hotel. «Debía presentar ese viernes, pero no lo hizo. Tampoco avisó que se iba a ausentar. Lo último que sabemos de él es que se cruzó a la salida de su casa con un conocido al que le informó que ‘se iba a caminar un rato’«, comentó.

«Salió con la billetera y el celular. Dejó todo lo suyo en la casa y por eso se descarta que se haya movido de lugar para vivir.

Salio a caminar y «se lo trago la tierra»

Enzo Maximiliano Bonabello fue visto por última vez, antes que su cuerpo fuera hallado sin vida, el 24 de febrero. Salio a caminar y se lo trago la tierra«, declaró su hermano a un medio local, tras un nuevo rastrillaje sobre la zona sin resultados positivos durante los primeros días de marzo.

«Estamos realmente desconcertados porque no hay ninguna pista sólida de lo que puede haberle pasado. Estamos trabajando de manera coordinada con Protección Civil, la Policía de Río Negro y con otros entes que ayudan en los rasstrillajes, y no aparece nada. Siquiera su celular que figura apagada desde hace varios días», confió entonces una fuente local.

Bonabello confió por aquellos días que su hermano desaparecido ya había vivido en la zona y que sabía perfectamente «donde ir y donde no».

ES

Mira también