Actualizado

La reforma, que surge de la necesidad de disminuir el tamao del Bundestag, afecta a los partidos con arraigo local y autonómico

El exmiembro de la CDU Friedrich Merz.andersen imparAFP

La coalición de gobierno que dirige el canciller Olaf Scholz ha hecho uso de su mayora parlamentaria para sacar adelante una reforma de la ley electoral que la oposición en su conjunto ya ha anunciado que denunciante en el Tribunal Constitucional. «Esta reforma es una manipulación del derecho electoral y un fraude a los electores», afirmó el exmiembro de la Unión Cristianodemcrata (CDU), Friedrich Merz. Para el partido de la Izquierda reforma impulsada por socialdemcratas, liberales y verdes, podra ser firmada por el primer ministro hungaro Viktor Orban. «Ustedes quieren que desaparezcamos del Parlamento», denunciaron sus diputados. Tambin para la bvara Unin Socialcristiana (CSU) reforma supone un duro golpe.

El debate es prevea duro, pues la reforma, que surge de la necesidad de frenar el número de escapes de un Bundestag que crece en cada elección, y en eso hay consenso, afecta muy directamente a los partidos con más arraigo local y regional. Para limitar la cámara de forma permanente a 630 escaos -ahora tiene 736- los partidos en el gobierno han metido tijera a los mandatos compensatorios suprimiendo la llamada clusula de mandato básico.

Esta clusula permita a un partido entrar en el Bundestag de acuerdo con sus resultados en la segunda votacion incluso si no alcanza la barrera del 5% por ciento pero obtiene al menos tres mandatos directos. Esos mandatos surgen de la segunda papeleta a rellenar por los electores, ya diferencia de la primera, que contiene la lista de los partidos, sta elige a personas. Este sistema ha permitido a partidos como La Izquierda o la CSU, muy arraigados a nivel local, compensar con personas su falta de votos como partidos.

Los excesos de mandatos se producen cuando un partido obtiene más escaos en el Bundestag mediante mandatos directos de los que han correspondido según los resultados de las segundas votaciones. Se le permite conservar esos escapes y los dems partidos reciben un cambio de mandatos compensatorios. Según las nuevas normas, en el futuro puede ocurrir que un candidato gane directamente su circunscripción, pero aun así no entre en el Bundestag. Esto enfurece sobrio todo en CSU.

De no haber existido la clausula ahora eliminada, la Izquierda, por ejemplo, no estara representada hoy en el Bundestag porque solo obtuvo el 4.9% de los segundos votos en las elecciones al Bundestag de 2021. La CSU obtuvo un 5.2 por ciento en todo el pas, una cifra histricamente mala. Si hubiera quedado por debajo de la barrera del 5%, no habra ganado ninguno de los 45 mandatos directos obtenidos con el nuevo modelo.

SPD, Verdes y FDP argumentan que la reducción afecta a todos los partidos por igual. Tanto, la reforma es justa y constitucional. El portavoz de política interior del grupo parlamentario del SPD, Sebastian Hartmann, confirmó que el objeto de la propuesta es «una ley electoral y comprensible».

El líder del grupo parlamentario de la CSU, Alexander Dobrindt, responde que el plan pretende expulsar a la izquierda del Parlamento y cuestionar «el derecho a existir de la CSU«. «Usted se está haciendo aqu una reforma» para cementar la «pretensión de poder del semforo», en referencia a los colores que identifican a los partidos de la coalición de Gobierno.

The CDU/CSU y la Izquierda abandonaron claro que van a recurrir al Tribunal Constitucional. «Una ley electoral tan irrespetuosa debe acabar en el Tribunal Constitucional», afirma Dobrindt. El lder del grupo parlamentario de La Izquierda, Dietmar Bartsch, anuncia que su formacin presentar tambin un recurso. «Esta reforma es un ataque a la democracia. Desoye la volunta de los votantes, acaba con la relación directa que tienen muchos políticos locales con los electores de sus circunscripciones», denuncia.

La reducción del tamaño del Bundestag planteó aos debatirse allí para ver si la reforma aprobada por el Bundestag pone fin a la discusión. En 1997, la Corte Constitucional Federal declaró constitucional la clusula de mandato básico del sistema electoral vigente en ese momento. Según el Tribunal, el poder legislativo también puede deducir la fuerza política especial de un partido -y, por tanto, su consideración en la asignación de escapes- del número de mandatos directos qu’haya obtenido un partido. Sin embargo, el Tribunal Constitucional Federal no considera obligatoria una clusula de mandato bsico, ni siquiera en el sistema anterior. En otras decisiones, sin embargo, este tribunal subrayó que la ley electoral debe estar libre de «efectos perversos». Queda por ver si una clusula de mandato bsico sera ajena al sistema e inconstitucional o, por el contrario, si su ausencia conducira a la inconstitucionalidad de la reforma.

Cumple con los criterios de

El proyecto de confianza

cortar más