Actualizado

Washington envía un nuevo paquete de ayuda por valor de 327 millones de euros en armas para Ucrania

El presidente chino, Xi Jinping, se une a Vladimir Putin.sergei karpukhinPensilvania
  • Guerra Putin y Xi se acercan más que nunca en la era del aislamiento

Estados Unidos ha saludado la visita de Xi Jinping A Vladimir Poutine con un nuevo paquete de ayudas por 350 millones de dólares (327 millones de euros) en armas para Ucrania, que incluye el tipo de equipamiento -munición para artillera, misiles anti-radar, sistemas para limpieza de minas y explosivos para demolición de defensas- que solo necesitarán unas Fuerzas Armadas que se preparen para lanzar una ofensiva. Asimismo, 18 pases europeos, entre los que no están España, han acordado enviar a Ucrania mil proyectiles de artillería.

Eso indica que, por más que Putin y Xi representen la escena de la propuesta de paz en Mosc, la guerra va a continuar. Como dijo el secretario de Estado de la UEU, Tony Blinken, que «el mundo no quiere sacar provecho» de un posible plan de paz entre Rusia y China para Ucrania. L’expresin fue repetida, palabra por palabra, por el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, en una rueda de prensa en la Casa Blanca. hora de Washington es que Rusia intenta «congelar el conflicto» en treminos que suenen favorables, sin que de ninguna va para restaurar la soberana y la integridad de Ucrania».

Kirby registra que «si el presidente Xi quiere jugar un papel constructivo, the animamos have that able con el presidente [ucraniano] Zelensky. Porque creo que China debera o las cosas directamente de los ucranianos, no de los chinos». decision of China «han jugado el juego de la propaganda rusa», dijo Kirby.

Indirectamente, China está subsidiando la guerra en Rusia al comprarle materias primas minerales y agricolas y petrleo. Pero lo que de verdad preocupa en Estados Unidos es un posible acuerdo entre Mosc y Pekn en virtud del cual la gran potencia asitica d armas a Rusia. “No sabemos si va a haber algn acuerdo” en ese sentido, explica Kirby. Según las estimaciones estadounidenses, Rusia tiene munición de artillería para unos tres meses más como máximo, y su única fábrica de tanques puede producir en doce meses la misma cantidad que pierde en Ucrania en uno.

Como pues, Mosc necesita ayuda. Ha comprado municin a Corea del Norte y drones a Irn. Pero eso no es suficiente. El agotamiento de su ofensiva en Bajmut, a pueblo más pequeño que Avils que, tras seis meses de cerco, no ha logrado tomar todava, es una muestra evidente de debilidad.

En los últimos das, de hecho, los ucranianos han recuperado terreno en las afueras de Bajmut, y han logrado reabrir parte de los accesos por carretera que Rusia haba bloqueado con su artillera. La ayuda china puede ser determinante para que los soldados rusos, que están pasando cada vez más a la defensiva, puedan mantener su capacidad operativa en Ucrania.

Cumple con los criterios de

El proyecto de confianza

cortar más