El ministro del Interior de Baja Sajonia, Boris Pistorius, en una calle de presencia en Berlín en diciembre de 2020.BRITTA PEDERSEN (AFP)

Alemania es la nueva ministra de Defensa tras el fallecimiento de este año que le otorgó durante casi un año, Christine Lambrecht. El actual ministro del interior de Baja Sajonia, Boris Pistorius, de 62 años, ha sido el indicado para pilotear uno de los gobiernos de mayor calado en plena guerra en Ucrania. El político socialdemócrata, de 62 años, será nombrado por el presidente federal y prestará juramento en el Parlamento el jueves.

“Estoy muy satisfecho de haber nombrado a Boris Pistorius, un detachado político de nuestro país, para el cargo de ministro de Defensa. Pistorius es un político de gran experiencia que tiene experiencia en la gestión, ha estado involucrado en la política de seguridad y, con competencia, firmeza y gran corazón, es exactamente la persona adecuada para dirigir la Bundeswehr en este período de tiempo”, declaró el canciller Olaf Scholz.

Pistorius es un histórico del SPD con amplia experiencia en seguridad que antes de ser ministro del Interior y Deporte en Baja Sajonia fue alcalde de Osnabrück. Ha pasado casi una década en su real cometido, al frente de la policía y los servicios de emergencia de su aterrizar. La prensa alemana destaca de él que, a diferencia de los anteriores titulares de Defensa, él sí tiene experiencia directa en el Ejército porque hizo el servicio militar en el cuartel de Steuben, en Achim, a principios de los años ochenta.

Con el nombramiento de Pistorius, el Gabinete de Scholz ya no será paritario, salvo que el canciller apruebe para cambiar a otro de sus ministros. En la campaña electoral, el canciller prometió que al menos la mitad de su equipo de Gobierno estaría integrado por mujeres.

Lambrecht informó sobre la baja como máximo responsable de las Fuerzas Armadas debido a varios rumores y sobrias especulaciones sobre una marcha inminente. La renuncia de Lambrecht ocurre luego de una serie de tropiezos qu’acabaron por convencer a casi todo el mundo, incluso a sus compañeros de partido, de que no era la persona adecuada para estar al frente del Ejército en un momento tan delicado como el actual. Su credibilidad como líder de la Bundeswehr en plena guerra en Ucrania estaba ya demasiado deteriorada.

El relevo en Defensa ocurre en pleno cambio de paradigma en la política exterior y de defensa de Alemania ya escasos días de una reunión decisiva del Grupo de Contacto para la Defensa de Ucrania, el llamado formato Ramstein, en el que se discutirá el envío de vehículos de combate occidentales al ejército de Kyiv. Se trata de la próxima gran decisión que debe tomar el canciller, presionado por sus aliados occidentales par qu’mande los modernos tanques Leopard 2 de fabrication alemana o al menos para que permita su reexportation desde pays quieren enviarlos, como Polonia y Finlandia.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscribir

Hasta ahora Scholz se ha negado a hacer ambas cosas por el peligro de escalada que supondría ver tanques alemanes enfrentándose a los blindados rusos en el campo de batalla ucranio. Pero su principal argumento, basado en que Berlin no debe actuar en solitario, se ha desmoronado. El Reino Unido confirmó que mandará el 14 de sus Challenger, el equivalente al Leopard alemán, en kyiv. To Become así en el primer socio qu’porta carros de combate modernos de fabrication occidental al conflicto, la última línea roja queda por traspasar para los aliados.

Sigue toda la información internacional en Facebook allá Gorjeofrecuentemente boletín semanal.

Por ubsab6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *